viernes, 28 de febrero de 2014

CHASCARRILLO DE ANTAÑO. MÁS EXPLICACIONES.


 Como quien les escribe, su más humilde servidor, no quiere acabar igual que el genial autor de los versos que les brindo, con ellos les dejo. Su genial sencillez honra mi caverna. Y lo que se ha ido, bien ido está.


Aquí la envidia y mentira
me tuvieron encerrado.
Dichoso el humilde estado
del sabio que se retira
de aqueste mundo malvado,         
y con pobre mesa y casa,
en el campo deleitoso
con sólo Dios se compasa,
y a solas su vida pasa,
ni envidiado ni envidioso.     









miércoles, 26 de febrero de 2014

A MI AMADA PHILYRA





Tras larga noche oscura, un mar de oro
enciende con su luz un nuevo día,
y encuentra el alma ausente lumbre y guía
al alma que es su dueña y su tesoro.


  Rasgan las tinïeblas donde lloro
ausencia tuya estrellas en porfía:
su envidia trae a la memoria mía
la esperanza que amo, el bien que adoro.
 

  Aquel que en turbio piélago fue reo
su eterna libertad ve en llama pura.
Cuando haya de cruzar el río Leteo
 

  será triunfante incendio tu hermosura,
y el fuego del amor y del deseo
ardiendo mantendrán mi sepultura.














martes, 25 de febrero de 2014

LETRILLA SATÍRICA. EXPLICACIÓN.




Permítanme, queridos amigos que frecuentáis mi antro, que dé cumplida explicación de la ausencia de cierta letrilla satírica que hasta hace poco podía verse en la caverna. Por cuestiones que no vienen al caso, he tenido que ausentarme unos días. Entre otras cosas, a mi vuelta descubrí que los versillos habían volado. Y no es que les hubieran salido alas, que todo es posible en la caverna, como bien saben. La explicación es mucho menos novelesca: como estaba la gruta hecha unos zorros, contraté a alguien para que viniera a limpiar. Prudencia, que así se llama la mujer encargada de poner algo de orden, en un exceso de celo creyó que los papelajos que contenían la letrilla carecían de valor, y quizás tuviera razón, y los tiró. Por desgracia, no tengo copia, y la memoria de una es más flaca que la de cierta infanta que es mejor no mencionar.
Como no quiero dejar que las penumbras se enseñoreen del hueco, que para oscuridades las de ciertas fechas de nuestra historia, les dejo unos versos magníficos, y estos días muy pertinentes por lo impertinente, de Góngora sobre el asesinato del Conde de Villamediana, el poeta a la sazón más ingenioso de la Corte, después de Quevedo claro está. Ganan ustedes con el cambio. Y aunque sea el enemigo, lo cortés no quita lo satírico, y bien merecen el aplauso por lo genial y atrevido. Además, sería una lástima que se perdiesen las amables y chuscas ocurrencias de dilectos visitantes, entre las que se hallan los brillantes versos que cierto diablillo ha dejado allá abajo por los profundos.
Sin más se despide quien tiene el honor de considerarse vuestro más humilde servidor.

                                         
         Misandro




Mentidero de Madrid
decidme, ¿quién mató al conde?
Ni se sabe, ni se esconde.
Sin discurso, discurrid:
dicen que le mató el Cid,
pues era el conde Lozano,
disparate chabacano.
La verdad del caso ha sido
que el matador fue Bellido
y el impulso soberano.


A buen entendedor…



"Son mis amores reales". "Pues yo se los haré cuartos".



jueves, 20 de febrero de 2014

BECQUERIANA JOCOSA



  Dedicado a todos aquellos espíritus libres que han hecho de la sátira ariete y fortaleza en estos calamitosos tiempos. Vates burlones que moráis en el Parnaso de las Musas cachondas y Febo coñón; todo aquel que aprecie su ironía: ahora más que nunca, a ciscarse en los miserables que nos llevan al abismo.  




Nos podrán traicionar eternamente.
Podrán poner las bolsas a secar.
Podrán impunemente el tafanario
romper del personal.


¡Nada sucederá!Podrán los golfos
ponernos muy de-prisa la mordaza.
Pero jamás podrán estos bribones
quitarnos nuestra guasa.




¿Qué le vamos a hacer?








martes, 18 de febrero de 2014

OVILLEJO



       Después de dos años de desgobierno y visto lo visto (vil rendición a la E.T.A., impuestos stalinistas, bajada de bragas en Gamonal y demás pesoeces varias) qué menos que zaherir un poco a estos felones cobardes vendidos a la Logia con mis pobres versos. Antes quisiera yo hacerlo con una soga, mas no, que hemos de reprimirnos y pacer por la deleitosa senda del centro.
       Con todo mi desprecio al jefe de la partida de miserables traidores afeniciados, ovillejo al canto:
  

¿Quién le pone a Prisa el ano?
Mariano

¿Quién bramaba y bala hoy?
Rajoy

¿Quién se rinde a roja grey?
Brey

Nos gobierna sin más ley
que la de la horda bermeja,
y a Zetapé se asemeja,
Marïano Rajoy Brey.




 





sábado, 15 de febrero de 2014

NOCTURNO





   Es una oscura noche melancólica.
El áspero viento mece las hojas
de los árboles, que en sonora danza
susurrando están tu nombre: ¡Leonora!


   En el cielo, de mi ángel ya morada
eterna, al amparo de las sombras,
tan sólo unas pocas estrellas brillan.
Su luz ha dejado escrito: ¡Leonora!


   La lluvia, con monótona cadencia,
golpea la ventana; estas gotas…
con qué tristeza en el cristal se extinguen.
¿Acaso son tus lágrimas, Leonora?


   En mi pobre estancia, fija la vista
en la penumbra, las confusas formas
se mudan en tu cuerpo y en tu rostro.
Todo me hace recordarte, Leonora.


Amor inmortal, efímera gloria,
con tu recuerdo me he quedado a solas.
Si no te tengo fáltame la vida.
¿Por qué me has abandonado, Leonora?


   Acerada refulge una esperanza,
que suavemente en mí su mano posa.
Fatal esperanza. ¡Ah!, ya renacen
mis anhelos. Hasta pronto, Leonora.

 





En la Isla...