martes, 21 de marzo de 2017

LA ZARZUELA EN COLORES. EL GÉNERO CHICO SE RINDE AL GÉNERO PIRAMIDAL



  El arco iris se posa sobre palacio. Desean que sea un éxito lo grotesco. El ancestro no pasó por el aro y lo pasaron por el ara. Ahora pierden el tafanario para salvarlo. Y si hay que tragar con los perdidos que ponen ídem los suyos de continuo... pues a tragar.  



Qué modernos; qué guapos. ¡Qué embeleso!
Los Leticios celebran el Orgullo
-aunque hace tanto que han perdido el suyo-,
que en el día lo regio es el progreso.

No hacerlo así sería un retroceso,
y lo guay olvidar hace el chanchullo.
¡Ay!, mala cosa son exilio y trullo:
pues a poner el culo y tente tieso.

Cuidado con dar la espalda, mucho ojo,
a lo tuyo y con darse por vencido.
El aplauso hoy mañana será enojo.

Roma no paga a traidores. Ha sido
siempre así. Negro habrán de ver lo rojo
cuando les den... les den su merecido.




Lo que hay que ver. Y ya se ve la orientación del de Oriente: el Oriente... bien grande.










10 comentarios:

  1. ¡¡¡JOJOJOJOJOJO!!! Duro, duro con ellos... si es que ya no queda ni uno de las altas esferas que no le lleve las maletas a la Horda Rosada de Gengis Gay. ¡¡¡Tabernero, por vida de... dó está el vino!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, la horda rosada, y de ojete rojo carmesí, nos va a poner las cosas muy oscuras. Y si no es Gengis Gay, ya será Gaytila, el rey de los Hanos, el que nos haga un estropicio en la retaguardia. Pues por ésas no paso. Venga el vino y el acero, que el que quiera bujarroneces habrá de pagarlo caro.

      Eliminar
  2. Ay, ay, ay, querido don Diógenes, ¡qué más nos quedará por ver! Una pareja de reinas o, acaso, una de reyes como inquilinos de La Zarzuela... Que les den. Le aseguro que jamás han visto mis ojos celebración más ridícula que la del orgullo ese del "polifemo". En fin, con sus pepinos se lo coman y si puede ser que no salpiquen al prójimo con sus mamarrachadas. Magnífico soneto que viene a dar en el centro de la cuestión que no es otra que la de Roma y los traidores. Un fuerte abrazo y un brindis por su magín y por usted, querido amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus amables y sabias plabras, don Luis. "¡Qué más nos quedará por ver!", terrible verdad la que usted deja caer. La famosa morena del "lo que te rondaré..." va a quedar canosa o calva.
      Ya sean reinas o reyes lo que pulula por Zarzuela o alrededores, el caso es que han acabado como meros peones. Mandan los del ojo que todo lo ve, y, por lo que se ve, desean dejarnos hecho cisco el que no ve, precisamente. De aquí a nada Polifemos todos, que si uno rememora el episodio de la Odisea verá que, a modo de metáfora... Bueno, mejor callar. Por culpa de los traidores la de calamidades que nos van a traer.
      Un fuerte abrazo, amigo mío. Al menos, aún queda vino, y del bueno. No se prive, camarada, que la vida son dos días.

      Eliminar
  3. SONETO RECITADO A SUS CATHÓLICAS MAJESTADES
    INTITULADO "TRIANGULAR",
    I CONOCIDO EN TIERRA DE MOROS POR EL-MASUM



    Andábase Mandilio pergeñando
    con su amiga Pilarva d'Oquedades,
    muchacha bien dispuesta en sociedades
    i en cuidar flor que fuérase arrechando.

    El maridaje andábanlo pensando
    que estábanse en muy núbiles edades,
    pues ya ducientos años, majestades,
    en nada acá se suman mal contando.

    Hicieron presto amonestacïones
    do el párroco don Luciferio Eruto,
    varón aquél de opacas aficiones.

    Pues pusiéronse allá el dogal, i en fruto,
    contaron por camada de impiedades,
    a Engaño, Sangre, Mierda, Esputo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto sí que es piramidal, amigo mío, por lo genial y por... lo otro. Me quito el cráneo, don Fernando: ovación y reverencia. Estos catorces arcanos magistrales demuestran que para majestad, del soneto (y toda forma de poesía), la suya. Ciña la inmortalidad su sien con la corona fetén, la de laurel, que la otra... para ellos. Que por el ojo se la metan.
      Cierto que no le va a invitar, amigo mío, a tomar el té los del Oriente. Ni falta que hace. Pero allá en el Parnaso le aguardan para darle trono y solio, y cetro con el que dar a su vez, que ya el cálamo anda hecho cisco de lo trabajado. ¡Loor al rey de los poetas! Brindo por usted, y con lo mejorcito de la despensa del Tío Baco.

      Eliminar
  4. A ti, oh buen Diógenes y al proprio Apolo perdón pido por el desatino en los consonates. Acá de nuevo vienen, mas espero que con buen tranco.

    SONETO RECITADO A SUS CATHÓLICAS MAJESTADES
    INTITULADO "TRIANGULAR",
    I CONOCIDO EN TIERRA DE MOROS POR EL-MASUM



    Andábase Mandilio pergeñando
    con su amiga Pilarva d'Oquedades,
    muchacha bien dispuesta en sociedades,
    i en cuidar flor que fuérase arrechando.

    El maridaje andábanlo pensando
    que estábanse en muy núbiles edades,
    pues ya ducientos años, majestades,
    en nada acá se suman mal contando.

    Hicieron presto amonestacïones
    do el párroco don Luciferio Eruto,
    varón aquél de opacas aficiones.

    Pues pusiéronse allá el dogal, i en fruto,
    tuvieron por camada de sus acciones,
    a Artificio, Sangre, Mïerda, Esputo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mejor escribano echa un borrón, favorito de las musas. Y no digamos los malos. Si yo le contara... En nada empaña su gloria este quítame allá esas pajas. Lo dicho: lo borda usted, don Fernando, y con hilo de oro.

      Eliminar
  5. Gracias por la loa, mas no se merece tanta generosidad, que más vengo de dalle patadas en los carcañales al áureo de la lira que de hacelle cosquillas a su ego... mas venga acá odre y cráteras que convido al corro para quitalle el amargor de mis yerros y locuras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Venga ese vino, que con él hemos de regar laureles y tripas en su homenaje, amigo mío. Y que beba el doblemente amarillo Febo, que la envidia le roe al rubio, y aplaque así sus amarguras, las únicas que veo por aquí. Y sea esa crátera como la de las danaides...

      Eliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.