jueves, 5 de marzo de 2015

LA OMINOSA MISERIA CONSIGUE ENVILECERNOS






    Veo con harto placer que don Ga to ataca de nuevo, y lo hace movido por justa furia y justiciera indignación. Vamos, que le tenemos hoy más Catón que Horacio, mas sin perder un ápice de su proverbial elegancia y donaire. Y no es para menos, que el mandilato acompasado golpea donde más duele y más le interesa: la infancia y la educación. A partir de ahí no es dificil atacar a la conciencia y atrapar el alma, que es lo que nos separa de los animales. 
      En verdad, amigos míos, en el logro de sus torvos fines, a estos adoradores de Lucifer ya sólo les queda una fortaleza que tomar, esto es, el catolicismo, al que quieren (y están consiguiendo) suplantar por una pseudo-religión intrascendente y bobalicona de fraternidad universal y dulzonería hipócrita y relamida, para eliminarlo con más facilidad después. Y a fe que se aplican con denuedo los malditos.
      Religión sin Dios; libertad que es sutil y velada tiranía; igualdad en el destino y las desgracia; culto al vil barro y sus bajezas... Hombres nuevos y viejas miserias. Nuevos amos… Nuevo orden mundial…

      Pero cese el desvarío. El poeta recita… 




                                                                S. D






La asignatura de Religión


Los traidores del pepepoe
a los curas han timado:
nueva ley han aprobado
que invalida la del soe.


LOMCE, vaya nombre más feo,
exaspera al rojerío
que rebuzna en griterío:
!Enseña a rezar sin rodeo!


Y eso que es componenda,
no es de curso obligatorio,
siendo de laboratorio,
la defiende hasta Marhuenda.


Se suprime diferencia
entre un niño y una niña.
!Maestros de socaliña!
!Rastreros de la indecencia!


Y los curas han tragado
con semejante esperpento.
Que Mari ano esté contento
y que pague lo acordado.


La verdad es negociable.
!Viva siempre el mal menor!
Que no suponga dolor
el ciscarse en Lo Inmutable.


                                                Ga to













10 comentarios:


  1. Poco me queda por añadir, aunque mucho más podría decirse. Enhorabuena por tan brillantes versos, amigo mío, y gracias por compartir con nosotros su talento. Numancia sigue en pie, y el crucifijo en su sitio. Ganémonos el Cielo.

    Un fuerte abrazo, don Ga to. Los trabajos continúan. Que la pluma esté tan sedienta de tinta como el cincel hambriento de piedra, y los corazones de justicia y verdad.

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo y maestro cincelador D. Segismundo:

    Muy agradecido, como siempre, pues mis versos en su caverna-palacio en plena reconstrucción lucen como si fueran grandes.

    En verdad que para mí fue indignante leer como para aprobar esta asignatura la CEE. había tenido que claudicar y retirar dos contenidos que figuraban en el temario desde 2007: 1) El cuerpo humano, obra de Dios Creador con la colaboración de los padres.
    2) La diferenciación sexual (niño-niña) como don recibido de Dios.

    Se comprende que a los mandileros pepoeros dirigidos por el NOM ambos temas les escuezan de manera absoluta. Pues si el primero contradice su ingeniería médico-social, el segundo deja a las claras un tema que todos los católicos y personas con dos dedos de frente sabemos, cual es: Que Dios nos creó hombre y mujer y hombres y mujeres somos y punto.

    En principio me indigné ante esta nueva afrenta, pero en espera de empuñar a Tizona y Colada cuando llegue la guerra, de momento empuño el cálamo y satirizo la "nueva gracieta" de los fanáticos de Pueblobobos. Porque de este modo es como más les duele que demos a conocer la verdad, chufleándonos de ellos, ellas, ... ,lo que sean.

    Fuerte y afectuoso abrazo Sr. Delantro. Y si tiene ocasión a ver si nos narra cosas interesantes de sus viajes.

    Su amigo que le aprecia:

    Ga to.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Habla usted, amigo mío, como un nuevo Licurgo. Pero en estos tiempos lo evidente se niega (y qué difícil es explicar lo evidente) y lo aberrante se eleva a los altares -luciferinos, claro está- de la adoración moderna a lo artificial. Es vergonzoso que la panda de Marioneta Rajoy le haga el juego a la izquierda. ¿Vergonzosa y cobarde claudicación? ¿Táctica electoral? ¿Miedo? ¿Sumisión al compás? Me temo que esto último es la causa de la traición del clan de la gaviota. Menudos pájaros.

      A decir verdad, tal como están las cosas, estoy con usted en que lo mejor es tomarse a rechifla la cuestión y sacudirles sátiras a diestro y siniestro a este hatajo de hideputas. Me sé de uno, pertinaz alimaña que no nombraré, que está que trina. Así que, mientras el cuerpo aguante, y la cabeza siga sobre los hombros, arriba las picas... y a quien le pique, que se joda, como diría un castizo. Sus versos geniales, que engrandecen mi Caverna, y no al reves, como dice usted con infinita amabilidad, serán siempre bienvenidos y agradecidos como un deleite para el cacumen y una patada en los mismísimos a las huestes de las tinieblas.

      Un fuerte abrazo, don Ga to. Las espadas están en todo lo alto, y ya sabemos donde deben caer...

      Queda a sus pies,

      S. D.

      P. D.: Con mucho gusto le haría una relación de mis andanzas y peripecias. No tienen desperdicio. Pero, hoy por hoy, es imposible. No hay tiempo para ello, ni considero prudente decir ciertas cosas que podrían delatarme. Pero tomo notas, y espero que con el tiempo pueda ofrecerle el fruto de mis fatigas. De todos modos, agradezco el interés. Si Dios me conserva la salud y la vida, y hay ocasión, ya sabrá usted...

      Eliminar
  3. Además de felicitar, nuevamente, a D. Ga To, voy a soltar un par de escopetazos con décima, (una con cada cañón), para abundar por lo por él dicho, pues coincido en lo que el deja traslucir en sus versos, esto es: que el mal menor no es nunca el menor de los males, sino muy al contrario, un mal que por adormecer la posible respuesta, deviene en mal mayor.

    Que Vds. lo pasen bien, aquí están mis burradas (hoy, lo reconozco, un poco mas burras que de costumbre):

    Si su grosor es muy grande
    o si es áspera al meterla,
    no es problema que esta perla
    las endorfinas expande;
    da gustirrinín el glande,
    luego el cuerpo cavernoso
    entra y proclama glorioso
    que ese ligero escozor
    es tan solo el mal menor
    y el clero,... alegre y gozoso.


    Moraleja:

    Si a alguno el culo le arde
    por tomar por retambufa
    y luego maldice y bufa,
    de mañana, noche y tarde,
    de sabio que no haga alarde,
    pues tragarse, con fervor
    el amargo con dulzor,
    la mentira y el veneno,
    no harán nuncaque sea bueno
    elegir el “mal menor”.

    Abrazo gordo, "urbi et orbi"

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Apolo renace en usted, herr Tannhäuser, por lo poeta sublime y lo buen cazador, aunque lleve usted escopeta y no arco. Cosas de la modernidad. Y que no se descuide Febo, que como siga usted tan ingenioso le birla la corona y le deja con un palmo de narices, como cuando quiso beneficiarse a Dafne y acabó como un guiso escabechado: caliente y con mucho laurel.

      En un país decente, amigo mío, estaría usted vendiendo libros de versos a porrillo y dándole lustre a un sillón de la Academia. De nuevo, nos regala una lección de talento y buen rimar como se ven pocas. Y, además, por lo decente y cabal, al servicio de la buena causa. Lo que me he reído.

      Y no se apure si ha cargado las tintas: esto y más se merece la panda de miserables que nos lleva a la ruina, si es que no nos ha llevado ya. Y para burradas y burros, ellos... El mal menor que se lo metan donde les quepa, aunque me malicio que más de uno se pondría quejoso por eso de "menor", que no falta quien quiera sentir un buen calibre en retaguardia. Qué cosas.

      Un fuerte abrazo, amigo mío. Que no nos falte la luz de su genio. Las tinieblas comienzan a enseñorearse de todo.

      Eliminar
    2. Admirado Tannhäuser:

      En verdad que los dos escopetazos iban con munición de carga hueca o con perdigones de a sal. Porque el acierto y la gracia han sido totales.

      Creo que de este escocimiento si se van a quejar.

      Muchas gracias por explicar sin ningún género de dudas la maldad y podredumbre a que conduce el mal menor.

      Naturalmente, con el permiso de D. Segismundo y el de Vuecencia seguiré dejando alguna rima propia en su blog y post, acordes con lo que Vuesa Merced nos enseñe y marque.

      Todavía me estoy riendo con lo de la retambufa.

      Abrazo gordo.

      Eliminar
    3. Carajo, D. Segismundo,
      Vuecencia, hoy, me ha dejado,
      simplemente, anonadado,
      cortado y meditabundo;
      su elogio, tan tremebundo
      a mi hacer como poeta,
      es peligrosa receta
      que halaga mi vanidad
      y la soberbia, en verdad,
      puede hacerme la puñeta...

      Eliminar
    4. Estimadísimo Sr. D. Ga To, le agradezco, como a D. Segismundo, sus amables palabras y además, me alegro enormemente de haberle hecho reir, aunque a fuer de honradom he de confesarle que lo he conseguido con un término, "retambufa", popularizado por Camilo José de Cela; a cada uno, lo suyo.

      Enm cuanto a que se quejen del escocimiento, seguro que V.E. se ha quedado corto en sus previsiones, ya que cuando se acerquen las elecciones generales, pienso reciclar estas dos décimas, seguramente añadiéndole una o dos mas y publicándolas en mi blog; eso sí, no dedicadas al clero contemporizante, como ahora, sino al PP. Imagínese Voacé con cuánto cariño se lo voy a trovar jojojojojo.

      Abrazo gordo (a V.E. a D. Segismundo y resto de cavernarios, al PP una patada en ...~@#¡¡¡&5♫!)

      Eliminar

    5. La verdad es la verdad, amigo Tannhäuser, y tan simple afirmación, vulgo perogrullada, vale para sentenciar que usted se merece estas palabras, y mucho más. Y no hay que temer que se nos envanezca usted y se nos pierda. No le ocurre a las almas grandes. Además, si usted baja la vista para mirar las pequeñeces de la tierra -para escarnio de viles y miserables- también la alza para admirar las grandezas de arriba, del Cielo. Y allí no permiten que sus buenos hijos se cieguen por el horrible pecado de la soberbia. Por ello, no creo que tan excelente décima sea acertado augurio. El talento siempre ha de recibir cumplido y justo homenaje.

      Un fuerte abrazo, amigo mío. Y que siga la juerga y el tiro al blanco..., mejor dicho, al rojo...

      Eliminar
  4. Vaya par de décimas más esclarecedoras, se podrá decir más alto, pero dificilmente de manera más contundente y satírica.
    Mi Enhorabuena querido amigo Tannhäuser. Es un honor leer a Vuecencia.

    Abrazo gordo.

    Ga to.

    ResponderEliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.