martes, 10 de febrero de 2015

REDONDILLAS MUSICALES






       ¡Vive el Cielo!, que así no se puede. Cuando he regresado de mis periplos por esos mundos de Dios para ver cómo van los trabajos de desescombro en La Caverna, me encuentro con la cuadrilla de obreros, por no decir malhechores, en desbandada. Según parece, con la excusa de acudir a un mitin de “Pudramos” la mayoría se había entregado al muy ibérico arte del escaqueo. De los pocos que quedaban, sólo dos negritos muy esforzados y un ruso la mar de serio daban el callo mientras otros seis paisanos se tocaban los innombrables a la par que acompañaban tan sugerente espectáculo con unas cervezas baratas y los consabidos Ducados. Con razón dicen que el trabajo es lo más divertido del mundo, pues puede pasarse uno horas mirando cómo otros trabajan ¡Qué país!
      Luego de interrogar a uno de los poltrones, me llego al pueblo y me encuentro con que los “comprometidos con el cambio revolucionario que necesita el pueblo” están en un bar viendo el balompié. Por descontado, les puse las peras al cuarto, y no sólo por la “retirada” y el engaño (esto era lo de menos, que puestos a verlos entretenidos con unos “toca pelotas”, prefería que fueran los del calzón corto), sino porque los muy desgraciados estaban animando al equipo de la farsa y los valores inversos que anida cual buitre carroñero por aquel pequeño país del norte. Vivir para ver. Pues a más de uno se le atragantó la butifarra, que cuando salieron con eso de que no me pusiera “en plan facha”, y que me iban a montar una huelga se me cruzaron los cables y monté un tiberio de no te menees. Yo no soy como Diógenes y nos les paso ni una a estos miserables.
      Ahora bien, me he quedado sin trabajadores para retirar piedras: hasta los negros y el ruso me han abandonado. Y mira que le prometí vodka a barullo. Por ello, mucho me temo que las labores para rescatar a nuestro buen Misandro se van a demorar más de lo previsto. Pero no nos desesperemos. Ya le pondré solución al desaguisado.
      No obstante, no todo son malas noticias. De hecho, tengo una sensacional: a mi llegada a esta latebra un sobre me aguardaba. Excúsenme de dar detalles. Lo importante es que dentro había unos versos saladísimos de don Ga to Madri leño. Y aunque en el fondo lo que dicen es para echarse a llorar, yo me he reído a mis anchas. Sin más palabrería, les dejo con estas redondillas sublimes que hago mías por contenido y continente con todo el cariño del mundo, y algo de envidia, pues antes sale de mi garganta un do de pecho que un verso, y canto fatal. Respecto a lo de musicales, pronto sabrán porque lo digo, pues el título hace referencia a algo de forma parecida a aquello que nos van a incrustar en breve en el tafanario. Y dicha esta supina memez, me voy con la música a otra parte y les dejo con lo que de verdad importa: la lira del Horacio matritense suena de nuevo…
    



Lo llevamos clarinete


Vaya falla que es España
con chupasangres avaros
que te dicen con descaros
que tú muerdas en su caña.

El pepepoe elegido
a su frente el tío Mari ano
y se cuentan con la mano
las promesas que ha cumplido.

Pedro Sánchez ha empezado
con la sombra de Susana
que le monta gran tangana
y le deja arrinconado.

Y tenemos al "podemos"
engañando a casi todos
pues se forran por los codos
y nos piden que votemos.

Sin tener ningún poder
y el coleta ya nos manda,
si gobierna con su panda
nos vamos a bien joder.

Y me dicen: ¿Qué te esperas?
Esta es la España moderna
y una mierda que te cierna
me quedo con los viejeras
.





   Ga to Madri leño














El Gran Cornudo arenga a las masas, y las camela. Cómo está el patio. Nos la cuelan a diestro y siniestro...
















6 comentarios:


  1. ¡Bravo, amigo mío! Una nueva lección de poesía y sensatez. Ni que decir tiene, ha puesto usted el cálamo en la llaga. Estas moderneces significan, sencillamente, que miremos a donde miremos, bofetada al canto. Y nos quiere poner como solución a tanta castaña a otra mayor, que es como una patada en los cataplines. Sea como fuere, algo huele aquí a podrido. De esta salimos mal parados. ¡Ah de los antaños!

    Reciba un fuerte abrazo, genial vate, de su más humilde amigo y admirador. Siga usted sacudiendo, se lo ruego, que falta nos hace. Alzo mi copa por las verdades del barquero, más aún si vienen aderezadas con sal, pimienta y buenas rimas. Hasta el final... en todo.

    ResponderEliminar
  2. Muy estimado y admirado Sr. Delantro.

    Muchas gracias por su mecenazgo delegado por mi maestro y amigo a quien Vuecencia honra por largo.

    Me alegro mucho de su pronto regreso y espero que todo haya quedado a satisfacción, pues es claro que astutos como serpientes e ingenuos como palomas no es consejo baladí, como el de que lis hijos de la luz hemos de ser más listos que lis de las tinieblas. Y viniendo de Quien vienen, me lis creo a pies juntillas.

    De sus problemas con las peonadas, mi consejo es que los ajuste a tanto por kilo de roca sacada, más un seguro médico, eso sí, que cubra cualquier accidente. Por mi propia experiencia no hay nada más motivador, laboralmente hablando, que saber que cuanto más y mejor trabajas, más ganas. Eso sí, controlando para que trabajen como Dios manda y para que hagan lis descansos necesarios, pues de rascarse los cataplines son capaces de pasar a un destajo irracional que ponga en peligro sus vidas.

    Como a Vuestra merced mejor le pluga, bien hecho estará, pues estoy cierto de que D. Diógenes ha dejado encomendado a persona que es más una extensión de su propio ser, que a uno de sus mejores amigos, que también.

    Hasta pronto, querido amigo, y si ha de volver Vuesa merced al bello país de les chateaux, Bon voyage!! Et a tout à l'heure mon ami!!

    Ga to.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Gracias, querido don Ga to, por sus sapientísimos consejos, los cuales observaré con toda la prudencia que se requiere hoy día, máxime si se trata con cierta gente como aquella con la que me veo obligado a tratar. Por ello, y dado que las relaciones laborales no son mi fuerte, llevaré a cabo la política que me sugiere. Ya le contaré. Ahora lo importante es trabajar y rescatar a Misandro.

      Respecto al mecenazgo, debo decir que más honra el poeta al mecenas que viceversa, y más ha de agradecer el segundo que el primero aunque no me tengo por tal, pues mis recursos son más bien escasos. Lo dejaremos en un amigo y admirador que desea holgarse con los magníficos versos que usted nos regala. Y que no nos falten, que si hemos de acabar en una checa, que, al menos, sea después de habernos despachado a gusto.

      Un fuerte abrazo, amigo mío, y gracias por todo. De momento, me quedo por estos lares patrios, mas en breve mis pesquisas me han de llevar a la Pérfida Albión. El cerco se estrecha...

      Eliminar

  3. P. D.: Olvidaba darle, querido Ga to, la enhorabuena por ese segundo "fascista". El primero es mío, acompañado de su inseparable "sublime". Lo tiene usted más que merecido, lo cual le honra y, supongo, le sabrá a gloria. Buen provecho, amigo

    ResponderEliminar
  4. Quiero, Rimar Sentido, Un Homenaje,
    A Un Amigo Y Perfecto Caballero,
    -Que Tenga, Donde Esté Buen Batallaje-,
    Y Mejor Vida, Así Se Lo Deseo Y Quiero.

    Buen Poeta, Dado Al Libertinaje,
    Y La Sátira De Sal Y Estoque Fiero,
    Sin Temer A Insultones De Pelaje.
    Sólo Un Defecto ¡Es Vago El Puñetero!

    ¡Y Mira Que Siempre Se Lo He Dicho!
    ¡No Es Justo Que Habiendo Tanto Bicho,
    No Escribas MÁS, "Sublime" Y Vil "Fascista"!

    Allá Donde Te Encuentres, Por Tí Brindo.
    Diógenes, Hermano Y No Me Rindo,
    Esperando Tu Vuelta ¡Só CUENTISTA!

    Porque Mis Casas Ya Te Las Conoces
    Y Desde Ellas Sigo Dando Voces.

    Pues Sí Señor DELANTRO Y Seguidores De La CAVERNA. Como No POdía Ser Menos, Aquí Traigo Un Pergeñado Y Triste Sonetucho A Modo De HOMENAJE Y MEJORES DESEOS Para Un Gran AMIGO Y CAMARADA DE ESTACAZOS Y SANO E INTELIGENTE HUMOR.
    Espero Que Se Me Perdone No Haber Podido Comentar ANTES Por ESta Grata Caverna, Que Espero Siga Maneniendo En Alto El Espíritu Del Buen DIÓGENES, -En Cuya REaparición, Confío Si POsible Fuera-, Sin Ánimo De Ofender A Nadie.
    Pero Un Constipado OKUPA Y REINCIDENTE Y Unas "PRUEBAS CLÍNICAS PALIZA", Me Han Mantenido Fuera De Mi Habitual Ritmo Compositivo...

    ALZO PUES MI COPA POR EL BUEN DIÓGENES-MISANDRO Y HAGO UN BRINDIS POR ÉL Y POR LOS POETAS CUYA INSPIRACIÓN Y TALENTO SEÑALO CON LOS "DOS INSULTOS QUE MÁS LE AGRADABAN" "SUBLIME Y FASCISTA" IRREDENTO.
    ¡¡POR EL GRAN DIÓGENES!!
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. A buen seguro, divino Old Nick, Diogénes de la Cueva se hubiera emocionado al leer su más que brillante soneto y las emotivas palabras que le dedica. Y doy por sentado que lo hará cuando las tenga ante los humedecidos ojos, pues estoy seguro de que sigue vivo y de que le sacaremos de donde esté. En su nombre le envío infinitas gracias, y puedo asegurar que el sentimiento es recíproco. Siempre me hablaba Misandro de usted como modelo a seguir, espejo de poetas y norte de los hombres de bien. Y, por descontado, como sublime fascista de pro y tomo y lomo.

      Por desgracia, dadas las circunstancias, no podemos contar con él para la lucha. Cierto que, dada su natural indolencia, las estocadas eran pocas, pero menos da una piedra. Y, también por desgracia, uno no versea. Y ni falta que hace, se podría decir, pues ya hay en las mesnadas de los buenos excelsos vates para dar sartenazoas rimados como Dios manda: más arriba tengo dos inmejorables ejemplos. Por ello, celebramos su recuperación, como gran poeta y amigo, y nos holgamos de que vuelva usted a la carga con más bríos que nunca. Cuídese, amigo mío, y más en estos gélidos días. Ya me encargaré de hacerle llegar unos barriles de brandy, con fines medicinales, por supuesto. Su ausencia se ha sentido mucho, pero no hay que descuidar la salud. Además, se acercan tiempos de lo más tenebrosos y conviene estar en guardia. La gran partida de ajedrez llega a su punto culminante, y la G va a por todas.

      Dicho lo cual, y con un ojo en la tizona y otro en la copa, alzo la misma por la poesía y por la amistad, y por quien las encarna a las mil maravillas, Old Nick, también conocido como el rey del soneto. Hasta el fondo y hasta el final siempre.

      Eliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.