martes, 24 de febrero de 2015

REDONDILLAS DESDE LA CORTE






Queridos amigos, les comunico con harto placer que don Ga to continúa dándose atracones en la fuente Castalia y echándose sus buenas siestas en el Parnaso, con lo cual, para regocijo y solaz nuestro, su cálamo no cesa de sacudir. ¡Qué numen! Y que no nos falte, que si los últimos de Filipinas callan, con más facilidad se estrecharán los círculos.
En esta ocasión, los garrotazos rimados se dirigen a aquel “pequeño país del norte” de nuestros pecados -y los suyos-, si antaño tierra de prosperidad y digna de todo elogio, ahora páramo donde el clan de la butifarra, aunque más les cuadra lo de chorizo por sus costumbres, hacen de las suyas. Y lo llaman paraíso dorado. Lo han convertido en una charca inmunda.
Espero que les gusten estos brillantes y justicieros versos tanto como a mí. Y, con permiso del autor, se los dedico a los buenos españoles que dan la cara en primera línea por aquellos pagos, aguantando carros y carretas. Son lo mejor que tiene España. Brindo por su heroísmo y virtud, así como alzo mi copa por el poeta que nos hace reír y llorar. No estáis solos, por más que los buenos, según se ve, sí lo estamos...




Segismundo Delantro




P. D.: El autor advierte: <<Donde pone jota leer fonema / j /, que somos españoles, no somos chipriotas>>.







¿El Pujol es español?



Los hijos de Cataluña
no se sienten españoles
porque todos los Pujoles
han improntado esta cuña.


Treinta años de doctrina
en colegios y en escuelas,
ahora vienen las secuelas.
¿Quién repara esta letrina?


Se tildaron de honorables
dedicándose a robar
y al querer investigar
salieron descapotables.


Suiza, Caymán y Andorra
los dineros evadidos,
recursos quedan jodidos
y Pujol talega forra.


Pero no devuelve pasta.
Se inventa otra película,
pues es de gente ridícula
que les llamen a ellos casta.


En la tierra de Gaudí
que vió nacer tantos genios
habrán de pasar decenios
porque hispano sea Dalí.


Si te gusta bien robar
y llevarte los millones
sin pillarte los cajones
opresión has de inventar.


Independencia es albricia
con el dinero de España.
Convergencia nunca engaña:
¡No es rescate, qué es justicia!


Cervantes es catalán.
Santa Teresa del delta.
¿Tenéis la cabeza vuelta?
¿O puñada de galán?


La clave es educación
y estos golfos bien lo saben:
Desde niños sí les caben,
de mentira hacer nación.




                              Ga to Madri leño








El honorabilísimo Clan de la butifarra achorizada discute su plan de batalla mientras los esbirros aguardan instrucciones y el personaje del mandil que está en la puerta sale a recibir la última remesa de dineros que envía el ministro Amontoonoro. Ya tienen para pilas. Desde luego, todo el año es Carnaval.
















15 comentarios:


  1. Soberbios versos, amigo mío. Qué mejor para despertar conciencias que unas excelentes redondillas destinadas a patear los redondillos del enano miserable y su cuadrilla. Mi más sincera enhorabuena. Como no podía ser menos, ya he dejado caer, entre aplausos, el consabido "sublime fascista", al que añado un merecidísimo "cavernario capitalino".

    En verdad, el Carnaval catalán, sonotone incluido, no puede ser más groteco. Vamos, que hasta El Bosco se espantaría. Y la cosa sería para reír si no fuera porque pronto han de venir muchas lágrimas. Lo peor de todo, no obstante, más que el toreo y humillación, saqueo mediante, que nos hacen lo butifarrros, es la inacción, por no decir complicidad, de los jerifaltes que manchan Madrid con su presencia. Con este gobierno mamporrero y alcahuete habrá que pensarse lo de poner una tienda de vaselina y otros productos lubricantes. Y la cosa no acaba a aquí, que el país va a estar a cuatro patas mucho tiempo. Ojalá me equivoque, que a mí estas cosas me dan grima. Ya ven ustedes, cosas de fascistas irredentos.

    Un fuerte abrazo, Horacio Matritense. Aunque algo debilitada y dispersa, la Resistencia sigue en pie. Y a disentir, a rimar y a chancearse de tanto hideputa. Una mierda para ellos y una higa para su amo, Baphomet. ¡Viva España! y que Dios reparta suerte. Falta va a hacer. Arriba las copas y las lanzas...

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, Sr. Delantro:

    Gracias por este magnífico esculpido, pleno de elegancia y de correcta puntuación tal como nos legaron Cervantes, Lope, Quevedo, y más adelante el Sr. Espronceda y D. Gustavo Adolfo entre otros grandes genios de la literatura que ante todo eran españoles. Quizá por eso fueron tan geniales escribiendo en español. ! Uy! ! Qué despiste más tonto! !En castellano, no vayamos a ofender las sensibilidades de los hijos de Cataluña! Hagamos todos los paripés y chorradas de boquilla necesarias para que se sientan españoles, que si no lo hacemos nos exigirán la independencia. Y con estas pamplinas y delegando educación a los Pujoles, Mas y resto de ladrones seguro que los niños y jóvenes catalanes se sienten orgullosos de España y de su historia que sin duda alguna les enseñarán sus maestros, enamorados de nuestra querida España.

    El absurdo llevado al extremo Sr. Delantro. Han acuñado un nuevo lema que pueden grabar cuando emitan su propia moneda: Ni Dios, ni Patria, ni Justicia. Naturalmente, lo acuñarán en catalán, pero me resulta desagradable traducirlo.

    Ruego al Altísimo por nuestra Patria, o lo que nos quede de Ella y también por vuesa merced.

    Hasta muy pronto, espero, querido amigo. Cuídese del enemigo.

    Reitero mi más sincero agradecimiento por su amable, generoso y edificante mecenazgo y por permitirme como rimaversos exponer lo que a mi cerebro español se le ocurre.

    Que Dios le guarde Sr. Delantro. Su amigo y fiel aprendiz:

    El ga to.

    ResponderEliminar

  3. Me complace en extremo, querido don Ga to, que le haya gustado la publicación. No obstante, poca cosa es, que el merito está en los versos que ha tenido a bien regalarnos. Por lo que veo, se obstina usted en seguir la senda de los autores mencionados -todos ellos entre mis predilectos- y se dedica a rimar con gran tino y mordacidad en esa lengua imperialista y opresora. Pero qué fascista es usted, amigo mío. Y, además, preocupado por la correción gramatical y ortográfica: casposo y caduco a más no poder. Digno de los bárbaros tiempos de Feipe II. Y menos mal que ha rectificado y ha escrito usted castellano, pues eso de "español" es un ataque al progreso. Es de todos sabido que la palabreja la inventó Franco.

    Como le tengo en alta estima, le aconsejo que encamine usted los pasos por la vía de la modernidad y el respeto a las nacionalidades oprimidas, no sea que acabe sirviendo de blanco humano en los Carnavales de Solsona. Aunque no sé qué es peor: que te disparen o presenciar tan lamentable espectáculo.

    Y dicha esta sarta de majaderías que aspiraba a pasar por algo ingenioso (empezaba a escocerme todo el cuerpo), reitero mi enhorabuena por sus atinados versos, como se la doy por las sabias palabras de su comentario. Es tan evidente y nauseabunda la farsa nacionalista que, a veces, cree uno estar en una pesadilla. Lo malo es que es real el tinglado. Demasiado. Y los que no tienen patria, salvo Suiza; ni Dios, salvo el dinero; ni Justicia, que esa pobre violada y humillada con la venda en la boca y la balanza metida en el ... no merece tal nombre; lo que sí tienen es la sarten por el mango. Y nos están dando de lo lindo.

    Espero que el milagro ocurra. Y si el Señor nos deja caer por nuestros muchos pecados, caigamos. Pero en la otra vida... ¡ay, amigos!, ese será otro cantar.

    A Él le encomiendo, amigo mío, para que le guíe y le guarde en estos tenebrosos tiempos. Guárdese de las malas tinieblas y que su pluma siga derrochando luz. No esperamos menos de quien se ha ganado a pulso ser llamado por el nombre que tan bien le cuadra: POETA.

    Un fuerte abrazo para usted y para su cerebro español (muy agudo). Y lástima que no tenga pies para pedirle que me pusiera ante el mismo. Brindo por ambos. La batalla sigue. Hasta el final...


    ResponderEliminar
  4. ¡Requetecoño!, D. Ga To, compruebo, con alborozo que el hundimiento de la caverna de D. Diógenes fué solo parcial ya que por lo que veo, deben quedar salas llenas de estalactitas y lo suficientemente amplias como para acoger su genio y talento y veo también que ha sido V.E. habil espeleólogo, encontrando el camino a las mismas.

    Me alegro por Vuecencia, a quien felicito, tanto por estas redondillas como por las anteriores décimas y me alegro también, por D. Diógenes, D. Segismundo y toda la corte y claro, también por la acogedora caverna.

    Abrazo gordo, "urbi et orbi".

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Con Diógenes sepultado entre estas desnudas peñas, que cada día se baten en retirada un tanto; y un servidor que anda más liado que la pata de un romano, menos mal que nos queda don Ga to para mantener vivo el fuego de La Caverna. Y menudo fuego. Más de uno arde de indignación. Que le sirva de entrenamiento para lo que le espera...

      A decir verdad, con la ídem como luz en el cacumen, y el cálamo como instrumental incisivo, suscribo su afirmación, querido Tannhäuser sobre las habilidades del Horacio Matritense en las lides espeleólogas. Y la cosa no para aquí, que hasta que no nos paren hemos de seguir tocando las miserias (con guantes, eso sí) de quienes tienen tantas.

      Un fuerte abrazo, bardo sublime. Espero que podamos seguir viendo claro entre las penumbras...

      Eliminar
  5. Muy agradecido por sus amables elogios Herr Tanhäusser, tanto más por cuanto vienen de un maestro consagrado de la rima satírica y por ende de cualquier rima en general.

    En verdad, yo soy un invitado muy honrado por estar en esta elegante y acogedora caverna-palacio en vías de reconstrucción. Quien amable y valientemente se juega el tipo publicándome a mí y en las labores espeleológicas es el Sr. Delantro que además de valiente, español y católico domina la prosa de manera ejemplar. Acabo de leer en su histórico el post que dedicó al Milagro de Empel y aún sigo transcendido aunque me encuentre escribiendo. Bueno, en realidad lo escribió D. Diógenes, pero por ser almas gemelas, resulta muy difícil distinguir quien es quien. Gracias por ese pedazo de regalo y por su generoso mecenazgo.

    Que Dios le guarde, querido amigo, y siga inspirando su inagotable talento.

    Abrazo gordo.

    ResponderEliminar

  6. Honrado y agradecido quedo yo por sus amables palabras, don Ga to. Me ha gustado mucho su definición sobre mi humilde persona, para la cual ha empleado tres términos que, en gloriosas épocas pasadas, eran sinónimos. Me temo que hoy día tenemos "ligeras" variantes.

    En lo que toca a las mañas prosísticas, debo decir que uno es escritor de andar por casa y que no se mete en grandes berenjenales. El texto que ha merecido sus elogios lo concibió el señor de la Cueva hace ya un tiempo, y, según me dijo, es una de sus más queridas criaturas. Por ello, estoy convencido de que sus palabras le llegarán al alma. Ardo en deseos de ver ese día.

    Un fuerte abrazo, excelso vate. Alzo mi copa por los viejos tiempos..., demasiado viejos, me temo...


    ResponderEliminar
  7. D. Segismundo, visto que la caverna se mantiene en pie, no quiero dejar de colaborar, precisamente en estos tiempos difíciles, de seismos y colapsos kársticos, al sostenimiento de tan agradable estancia, así que les dejo unas quintillas que publiqué en Tuitter el día 28 que al parecer es el "día de Andalucía", festividad de nuevo cuño (o nuevo coño) en la que todos los hideperros desde la masónica ¿derecha? anglosajona de Génova 13 hasta el judío comunista de la coletita, se despiporran por ir a homenajear a aquél hijoputa que fué Blas Infante; hasta ahora no he logrado enterarme de si lo que le aplauden es la traición, la apostasía o la ambiguedad sexual, quizá las tres juntas.

    Las quintillas no son gran cosa, pero me sirvieron de válvula de expansión en aquella jornada y como Vds que yo sepa, no deambulan por Tuitter, supongo que no las conocerán, así que se las puedo poner, sin mucho riesgo de que me vapuleen por ello. Son estas, en el mismo orden en que las fui pariendo y publicando:

    Día de la “patria andaluza”;
    en esta fiesta infamante,
    fiesta inmunda y vergonzante,
    yo le grito a la castuza
    que me cago en Blas Infante.

    Por si antes no me he explicado,
    lo repito en este instante;
    me cago en el celebrado,
    cretino, traidor probado
    y apóstata, Blas Infante.

    Sí, me resulta estresante,
    quizá incluso me descuadre
    mas si se habla del tunante
    e hideputa Blas Infante,
    pues yo, me cago en su padre.

    ¡Qué asco das Blas infante,
    moro de la morería
    felón, marica y cargante!
    hay que ser cursi y pedante,
    ¡llamar patria a Andalucía!

    Si hoy yo fuera diputado
    me encontraría en un brete,
    pues le deseo al tarado
    Blas Infante, hoy festejado
    que le den por el ojete.

    Cursi, marica, pedante
    adicto al “vicio nefando”;
    apóstata islamizante,...
    ¿qué de quién estoy hablando?
    del traidor de Blas Infante.

    No quisiera ser chocante
    y que la gente se asuste,
    lo siento por quien le guste,
    mas ¡ME CAGO EN BLAS INFANTE!

    Políticos sin decoro,
    sin honor ni patriotismo
    traidores (que son lo mismo)
    hoy, a Blas Infante, el moro,
    reverencian, con cinismo.

    En una jaima moruna
    tuvo amores Blas infante
    bajo la luz de la luna;
    “dantes”, tres moros a una
    y Blas… Blas era el “tomante”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido amigo y maestro versador. Tronchantes, en verdad, sus magníficas quintillas. Por cierto, yo desde luego no estoy en twiter, ni en otro cualquiera de esos modernos medios, llegué hasta google y a lo justo.

      Volviendo a las magníficas rimas y tema de Vuecencia, yo que soy apasionado de la Historia y especialmente de la de España, como mi amigo y maestro D. Segismundo y Vuesa Merced, me quedo a cuadros con la gilipollez del rojerío alabando y ensalzando a un traidor moruno, sodomita y quintacolumnista.

      Con la de episodios grandiosos que se vivieron en aquella tierra meridional:

      Como el sacrificio heroico de D. Rodrigo y sus hombres en la batalla de Guadalete, traicionados y a pesar de todo, entregando sus vidas en la defensa de su Patria.

      O la gloriosa y milagrosa batalla de Las Navas de Tolosa, donde todos los reinos de España lucharon unidos bajo una sola bandera, sin ayuda extranjera y vencieron a los invasores mahometanos aún estando en inferioridad numérica. Dicen algunas lenguas bienintencionadas que el paso del Rey fue señalado por el propio apóstol Santiago Matamoros.

      En fin, episodios gloriosos que se han dado en nuestro suelo Patrio y en aquellas tierras y ahora unos traidores estultos homenajean a un bujarrón vendido a la morisma. Si D. Fernando y Dña. Isabel levantaran la cabeza, se preguntarían ?"Paqué, paqué"? Pero como nobleza obliga, limpiarían aquellas tierras de traidores antes de que se pusiera el sol.

      En fin, queridos amigos, gloriosos tiempos y grandes seres humanos que dudo mucho nuestros ojos puedan ver en este mundo.

      Gracias y hasta pronto.

      Ga to.

      Eliminar

    2. Así va España: el pasado se sepulta en el olvido; el presente en la mierda, y el futuro... mejor callar... Desde luego, nos queda mucho por ver, pero gente como ésa ya nunca más se verá por el solar patrio. Me da a mí que ni solar patrio va a quedar en breve a este paso. Pues si nos van a a dar matarile, que, al menos, les cueste.

      Un fuerte abrazo a ambos genios. Mantengan afilado el cálamo, que la cosa se pone cada vez peor...

      Eliminar
    3. D. Ga To, gracias por sus exagerados elogios, pero gracias. En cuanto a la reseña histórica, yo tenía entendido que D. Alfonso VIII, fué puntualmente informado por un labriego, de un sendero, en desenfilada, hasta la llamada mesa del rey, desde donde se planificó toda la batalla y que después de ganada, ya de regreso, hizo noche en Madrid y le hablaron del entonces aún no santo Isidro, y el rey quiso verlo y al ver su cadaver incorrupto, el rey reconoció en él al informador del sendero a la mesa del rey, dato topografíco fundamental para la batalla, sin el cual, se habría perdido, inevitablemente. Así que sería San Isidro y no Santiago el que se dejó ver por allí ¡y se dejó, ya lo creo!, al menos estas son las informaciones que yo tenía, pero espero las suyas, para confrontarlas.¡Ah nuestra edad media!, sin duda, la mejor época de la humanidad; en no poca medida, aún vivimos de sus rentas.

      Abrazo gordo.

      Eliminar
    4. Si D. Segismundo, esa es la actitud, que al menos les cueste y no solo la munición, también sangre.

      Otro abrazo gordo.

      Eliminar
    5. Querido Tann:

      Respecto de los elgios elogios a Vuecencia me parecen justos y no exagerados.

      Respecto del paso del Rey y su señalamiento, parece bastante claro históricamente, con las debidas precauciones, que fue un labriego, de hecho, muchos colegios e institutos de aquella zona portan el nombre del tal labriego.

      La historia que Vuesa Merced narra sobre Alfonso VIII y S. Isidro, la ignoraba completamente y ya me duele porque soy madrileño, hijo de castellanos. Gracias por contármela, es tan bella que me encanta creerla como verdadera.

      La fuente de donde yo he obtenido la autoría de Santiago, que es tradición y no historia, está sacada de un amigo mío, de mi mismo grupo de católicos, que también es un apasionado de la Historia medieval y además es socio de amigos de los castillos. Él ha recopilado esta tradición de diferentes fuentes, de libros y de internet. Pero eso sí, no deja de ser tradición.

      Con todos mis respetos a Santiago, patrón de España y azote de mahometanos, la historia de S. Isidro, en este caso, que ha narrado Vuestra Merced es más bella.

      Abrazo gordo.

      Eliminar
  8. Huy, acabo de ver que la antepenúltima quintilla es una redondilla; cosas de tener que acortar los escritos, según nº de destinatarios, al no permitirse en Tuitter mas de 140 caracteres. Bueno, justo después del segundo verso, el que dice "y que la gente se asuste", habría que intercalar este otro: "pero esto es muy importante". Así ya queda como era.

    Abrazo gordo.

    ResponderEliminar

  9. ¡Qué quintillas! Para cagarse de risa, amigo mío, además de para ciscarse en otras cosas, que no personas. Geniales versos; excelente y más que merecido vapuleo a un miserable, jaleado por otros peores. Lo malo es que si el invertido Infante recibía, estos últimos dan, y no sólo pesadumbres.

    Muchas gracias, bardo sublime, por la cooperación. Se le echaba de menos. Y ya sabe que esta Caverna es suya siempre que quiera darle desahogo al cacumen y meneo al cálamo, máxime cuando al diana de tan geniales venablos rimados son los enemigos de la patria y los esbirros de Baphomet, y valga la redundancia.

    Un fuerte abrazo. Y que no paren los hachazos a la acacia.

    ResponderEliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.