sábado, 31 de enero de 2015

SONETO A MISANDRO


      


    Me complace hacerles saber, amigos míos, que los trabajos en la entrada de La Caverna avanzan a un buen ritmo, merced a enormes esfuerzos. Si la noticia en sí es buena y alentadora, más se lo parecerá cuando les comunique que acabo de grabar en el muro de dicha entrada que nuestros sudores han sacado a la luz los geniales versos que don Gato ha escrito, dada su infinita generosidad, en homenaje a Misandro, esto es, Diógenes de la Cueva.

      Debo hacer notar que dudo de que un hombre de la humildad de nuestro cavernario hubiera dado a conocer estos elogiosos versos dedicados a su persona, por más que los hubiera guardado como si del más valioso tesoro se tratara, y, de hecho, así se les puede considerar. Pero como uno es de los que piensa que el talento debe mostrarse, y nuestro Horacio matritense lo tiene a manos llenas, y que no creo de más dedicarle este tributo al bueno de Diógenes (aunque sólo sea por el mucho y buen líquido y humo que le he gorroneado), me he puesto a darle al cincel y ya los tengo recién grabados en la dura piedra, a modo de panegírico y presentación del dueño actual de este antro, con permiso del “jefe”, es decir, Olímpico Misántropo, que en la Gloria esté, aunque la deje muy a menudo para visitarnos (y de qué modo).

      Sin más dilación y prolegómenos, tanto más enojosos si preceden a lo bueno, les dejo con este gran soneto escrito por uno de los más brillantes vates que pasean por la Corte, la cual, de un tiempo a esta parte, está más necesitada que nunca de gente de bien y genio. Muchas gracias en nombre de Diógenes, amigo mío, y en nombre de todos los que amamos la poesía.






Segismundo Delantro












A D. Diógenes de la Cueva, señor de las letras y caballero español







Encontrar en la etérea blogosfera
un maestro y amigo tan honrado
te supone un encuentro inesperado
y cambiar tristeza por espera.

Impensable en las gentes de fuera,
encontrar caballero educado,
que destaque por su arte ilustrado,
y elegancia de noble manera.

Y si algunos nos llaman fascistas
y se piensan que causan perjuicio
que preparen con furia las listas.

Porque España es honor y servicio,
ni coletas, ni rojos, ni autistas
es entrega, es ardor y Edificio.

           


              Gato Madri leño
















3 comentarios:


  1. El sublime fascista de rigor, y bien merecido, ya adorna estos magníficos versos, querido Gato. Y han de quedar eternamente en la entrada de La Caverna para gloria del autor y de quien tuvo la inmensa suerte de tener como amigo a tan gran poeta. En estos calamitosos tiempos el genio y el patriotismo son joyas de valor incalculable. Gran enseñanza deja el soneto: honor y servicio ante este viejo y algo agrietado Edificio llamado España. Por ella brindo y por sus más conspicuos hijos.

    Permitid que sea breve, pues mis pesquisas me llevan otra vez muy lejos. Ya he hecho notables progresos en mi investigación. París me espera. En cuanto pueda, os daré una detallada relación de mis peripecias. Hasta pronto, amigos. Dios os proteja.

    S. D.

    ResponderEliminar
  2. Agradecido por su trabajo y amabilidad Sr. Delantro.

    Buen viaje y provechoso por la ciudad de la luz. Ya nos contará usarced sobre sus pesquisas.

    Espero que mis versos cumplan los objetivos de vuestra merced, ya nos contará.

    Hasta pronto.

    Ga to.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. De nada, querido don Ga to. Los agradecidos somos nosotros, los que disfrutamos de sus versos. Confío en que no nos falten, y más en estos tiempos calamitosos en los que los cálamos decentes deben alzarse para combatir al mal.

      Respecto a lo de París, luces sí he visto, pero qué luces; y tampoco he dejado de ver tinieblas, y de la peor especie, no como las acogedoras de este antro. Ya le contaré. Lo malo es que debo volver: aún faltan varios asuntos por resolver.

      Un fuerte abrazo, Horacio matritense. Cuídese mucho. Hasta pronto.

      Eliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.