sábado, 29 de noviembre de 2014

SALIR DEL FUEGO PARA CAER EN LAS BRASAS. LETRILLA SATÍRICA


  

   Siempre he sentido repulsión por los tópicos y eso que llaman lugares comunes, aunque no he llevado mi aversión al extremo de caer en el peor de todos, esto es, renunciar a algo bueno por considerarlo como tal. Y es que la rebelión sin ton ni son, que tanto gusta en estos días, es una de las más palpables muestras de la puerilidad que parece dominar a las sociedades modernas, tan orgullosas del grado de idiocia alcanzado. A ello convendría añadir, para remate, el afán morboso de parecer original, sobre todo en aquellos que son incapaces de serlo, con la consiguiente caída en el absurdo y en lo estrafalario.
   Si cito algunos de los defectos que asolan hogaño al hombre contemporáneo, las más de las veces un imbécil redomado que mezcla a partes iguales las vulgaridades del estúpido con la soberbia de quien quiere ocultar que lo es, se debe a que mi tendencia a no seguir la corriente no viene de ninguna de estas inclinaciones que impelen al personal a querer pasar por individuos únicos y singulares, aun a acosta de realzar más su condición de hombres masa.
   En verdad, sospecho que el ser tan reacio a hablar de lo que todo el mundo habla y a decir lo que todo el mundo dice se debe más al tedío que tanta repetición me produce. Además, no soporto que en toda ocasión en que un asunto de índole nacional se pone de moda se pase la gente los pocos días que está candente la cosa repitiendo las mismas superficialidades de costumbre, esparcidas por ahí por los subalternos de turno para distraer la atención de lo que se halla tras de la epidermis, esto es, "el intringulis". Casi nadie va al peligroso meollo, pero, eso sí, el español, a fuer de entendido en todo y maestro de mil disciplinas, se permite pontificar como si de un experto se tratara, aunque basta oír a los supuestos expertos para que esta palabra pierda todo su prestigio. De todas formas, imagino que no puede ser de otro modo en estos tiempos que corren de abundancia de información, casi siempre envenenada, y elevación a los altares del individuo, elevación, todo sea dicho, que acaba por despeñar al susodicho. ¡Ay, qué felices las sencillas gentes de antaño que, en su adorable ingenuidad, no hablaban de lo que no sabían, aun teniendo un gran sentido común.
   Toda esta parrafada viene a tenor de una de las últimas convulsiones de las varias que vienen azotando a España de un tiempo a esta parte: el ascenso de la tropa circular y coletuda. ¡Y lo que se ha dicho y escrito! El tema aburre, incluso las cosas sensatas que se repiten, y con gusto me olvidaría de ello si no fuera porque la situación es grave y conviene poner cartas en el asunto. Tiempo atrás, de hecho, toqué la cuestión, pero no para repetir lo que todos ya sabemos, sino para adentrarme en las entrañas del fenómeno y dar mi particular teoría sobre lo que en verdad es esta gente, su causa primera y su fin último. Y debo confesar que lo hice, por lo que se ve, con bastante poco éxito.
   Dejando de lado la prosa, la tentación de versear sobre la partida de la podadora -pues lo suyo viene del verbo podar- me ha tendido los brazos más de una vez, y más aún cuando uno siente inclinación por la sátira y la cosa viene al pelo, aunque sea pelo de coleta birriosa. No obstante, hasta ahora me había negado a los pícaros ofrecimientos de las mensajeras de Momo. Al aburrimiento que me causa todo este revuelo se añadía el que los grandes poetas que frecuentan mi antro y me honran con su amistad ya habían escrito graciosísimos versos sobre ello en justa cruzada contra el mal. Y para qué echar modesta paja a un fuego que arde tan vigorosamente.
¡Ay, estos niños! No se les puede dejar solos...
    Pero debo decir que he mudado de opinión recientemente a tenor del pintoresco suceso en que me vi envuelto ha poco. Hallábame tan ricamente unos día atrás en el Rincón de las Musas, escondrijo de mi latebra donde acostumbro a ir cuando quiero componer poesías, cálamo en mano y virginal y desafiante hoja en blanco en frente, con la intención de dar al mundo un gran soneto dedicado a algún asunto serio o, incluso, grandilocuente. Pasaban los minutos y mi inspiración se hallaba tan ausente como Rajoy cuando hay problemas. Sin duda, estaba el petardo de mi escaso talentillo poético en compañía del estro persiguiendo a alguna de las hermanas Aonias con el propósito de pellizcarles las nalgas. Y no me extraña que semejantes inútiles se dediquen a eso para matar el mucho tiempo libre que tienen, pues trabajan menos que un sindicalista. Pero de versear, nada.
   En estas estaba, a punto de desesperarme y de lanzar el cálamo donde se merecía, cuando un extraño rumor llegó a mí. Parecía el vago susurro de un espectro o un ser de ultratumba. Lejos de asustarme, y ya hecho a los prodigios de mi caverna, me limité a esperar acontecimientos. Al poco, los rumores se acrecentaron. Unas formas que parecían haces de luz comenzaron a titilar a lo lejos en un rincón. Yo no sé si se debió todo a que se me había ido la mano con el láudano o a que es cierto eso que dicen que las fabadas de bote caducadas caen mal, pero ante mis ojos aquellas imprecisas siluetas luminosas empezaron a  cobrar forma. “¡Diantre!”, me dije asombrado, “si parecen féminas”. Mi primera impresión se confirmó en seguida: aquello, fuera lo que fuese, tenía forma de mujer, aunque carecía de rostro. Se acercaban cada vez más. De repente, se escucho con toda claridad:
   -Misandro… Somos las Musas…
  ¡Voto a tal!, que me quedé estupefacto. Cuánto honor, y yo con estos pelos y unos trapitos de andar por gruta. Mas, como estaba convencido de que no era un sueño, y sin tenerlas todas conmigo, pues doy por hecho que eso de las Musas es algo metafórico y cosas de ésas, les pregunté lo siguiente: "Si de verdad sois el hermoso cortejo de Apolo, decidme vuestros nombres". Este astuto ardid tenía su razón de ser: como todo olía a chamusquina y a buen seguro era un bromazo, tuve por cierto que quienes estaban detrás de todo debían de ser lo suficientemente jóvenes como para haber sufrido los estragos de la Logse, por lo cual no se sabrían los nombres de tales deidades. Dicho y hecho. Las formas lumínicas se quedaron paradas, mirándose entre sí como si se preguntaran qué hacer. Alguna de ellas, incluso, parecía estar haciendo esfuerzos de memoria, y cómo sería el empeño que la luz pasó de amarillo pálido a un rojo intenso. Hasta le salía humo. Quedó claro que todo era farsa cuando una de esas formas expelió: “qué dice de un polo. Si estamos en otoño”.
   Poco tardó en caer la máscara tras mi treta. Las indefinibles siluetas empezaron a cobrar forma y a volverse igual de rojas que la otra esforzada intelectual. Y no crean que curvas femeninas y túnicas griegas se me mostraron: harapos los más y cuerpuchos de crápulas de vía estrecha. Los muy hideputas me la querían pegar, pero a otro perro con ese hueso. Ante mis despavoridos ojos aparecieron unos seres que ríase usted de las arpías o las furias infernales. ¡Qué horror! La forma que llevaba la voz cantante mostró un rostro espantoso adornado con una perilla guarra y unos ojillos maliciosos. Una larga coleta, que usaba a modo de látigo, colgaba de su cabeza. Otra de estas estantiguas, quizás la más rabiosa, tenía unas ridículas gafitas circulares. Sus ademanes de marica loca furibunda me llenaron de pavor.  A su lado, otro gafotas con cara de empollón onanista hasta la médula y mala leche a raudales empuñaba un rejón con el que me amenazaba como si yo fuera un cornúpeta cualquiera. Me acordé de su estampa y de sus ancestros, que para cuernos los de su amo. Pero la peor de todas era la que llevaba un pasamontañas en el melón y una bomba en la mano; en la otra, un mechero dispuesto a encender la mecha. Qué amistades se gastan algunos.
   La cosa se ponía fea. Afortunadamente, me armé de valor y les hice frente.
   -Si vosotros sois las Musas, yo soy Cándido Méndez, hatajo de impostores a sueldo -dije con el tono más enérgico que puede hallar-, Y tú, coletas, deja tranquilo el compás, que me estas poniendo nervioso y me vas a sacar un ojo.
   El bicho aquel obedeció y comenzó a hablarme con voz melosa y ademanes de marisabidillo vendedor de humo.
   -Somos las nuevas Musas... -dejo caer. Tras cesar el eco teatral continuó-. Venimos a regenerar a la poesía y a acabar con la corrupción de las costumbres literarias… La cultura es de izquierdas; es del pueblo. No hagas más sonetos, compañero, que son fachas…
   A lo que todos replicaron al unísono con voz de aprobación: “Siiiiiií… Faaaaaachaaaassssss…”, de modo muy espectral y cosas por el estilo.
   -Misandro -prosiguió el líder neomuso, que ahora aparecía con una luz blanca, posiblemente para engañar mejor-. Quevedo y Becquer son casta… No los imites. Escribe poesías revolucionarias, versos bolivarianos. Entona cantos al obrero, loas a la indignación. A ser posible en catalán o en árabe. Y no rimes, que a los amigos nacionalistas no les gusta. Solidaridad…
   Yo, que no podía más con tantas sandeces, y que veía como se me echaban encima cada vez más envalentonados, decidí cortar por lo sano.
   -¡Imposturas y canalladas a mí! Os vais a enterar, comunas de piojos…
   Y, acto seguido, saqué una pastilla de jabón que llevo guardada por si me visita alguna pulga de estas bermejas para tocarme los innombrables, en especial la que lleva nombre de mes y no soporta todo lo que ataque a la mugre. La reacción fue inmediata.
   -¡Ahhhhh! ¡Ohhhhhhhhhh! ¡Huyamos! Las fuerzas represoras nos alienan. ¡Facha! -por supuesto, dicho a la pastilla de jabón-, clericaloide, esbirro de Jiménez Losantos…-esto dedicado a un servidor.
   Harto de lindezas de este jaez, y más de sus caras y gestos, decidí rematar la faena. Desenfunde el ambientador y les propiné una buena rociadita. Mano de santo. Entre clamores y berridos varios, atropelladamente se dieron a la fuga. A lo lejos aún podían oírse sus chillidos y amenazas diversas sobre escraches y sentadas, o algo así. Para asegurarme de que no volvieran puse una gran foto de Franco que tengo para estos casos cerca de donde estaba. Con esta estampa ni se mueven. Ya tuvo quietos a los padres, y los hijos no iban a ser una excepción.
   Como comprenderán, después del mal trago, y tras los reconstituyentes que eran menester, tomé la firme decisión de coger la pluma y liarme a versazo limpio con esta tropa infernal. Así pues, allí mismo empecé a rimar. Por descontado, y por si acaso, no invoqué a las Musas ni a la madre que las trajo. A palo seco. Y así ha salido. Sin más les dejo con esta letrílla satírica, antes letrillón por lo largo, huérfana de inspiración y numen alguno, pero, eso sí, hasta arriba de Heno de Pravia para que no me la soben ni mancillen quienes ustedes ya saben. Espero que les guste.

     
            
Berrea la masa airada;
está la plebe que trina,
de gran corrupción ahíta
y por verse maltratada.
Si hasta ahora muy callada
celebran hoy el vocerío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Y no les falta razón,
que la cosa está muy fea
y cualquiera que lo vea
compartirá la opinión.
Aunque es vieja la cuestión
se apuntan ahora al lío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Mientras había dineros
el hedor no les llegaba
y la caca se ignoraba.
¿Dónde sonaban los peros?
Cuando quedamos en cueros
bien no quejamos del frío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Si despotricaba alguno:
“que calle ese tío plomo,
y venga otra de lomo”,
escuchaba de consuno.
Y cuando aprieta el ayuno
devoran todo extravío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Y llega el partido puro
que al yanqui moreno imita
con nombre tan obamita.
Es muy propio, pues seguro
que traen negro futuro.
Se pone el patio sombrío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Vienen con un redondel,
me malicio sin reparo
para ser usado de aro,
y a pasar todos por él.
Al modo del coronel
lo impondrán, ¡qué escalofrío!,
pues seduce el desvarío
del poderío.


El Lenín de la perilla,
indïano por el oro
que se pirra por lo moro,
nos lidera la pandilla,
complutense pesadilla
que avanza con rojo brío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Demagogo y populista,
promete parné y progreso;
será porque entiende de eso
su novia la comunista.
A la turba, poco lista,
cómo la engaña este tío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Nos camelan con lo austero,
dando palos a la casta,
y se mueren por la pasta.
Les gusta tanto el dinero
que siempre con monedero
van, forrado aunque vacío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Como somos piel de toro
nos quieren poner rejón,
puyazo con subvención.
Mas de extranjis por el foro,
con un silencio sonoro,
pronto mutis hará el crío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


¿Neutrales? Me da la risa.
Esta panda es de la hoz,
amén del rebuzno y coz.
No es tan blanca la camisa,
pero a la masa sumisa
hipnotiza el rojerío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Se dicen libertadores
los amigos de la Meca;
irá más de uno a la checa
de tales embaucadores.
Con pájaros dictadores
ya no diremos ni pío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


La chusma estando al socaire,
nos dejarán en calzones
a golpe de expropiaciones,
o con las nalgas al aire.
O reciben un desaire,
o adiós al término “mío”,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Con tanto bolivariano,
la cosa no es baladí
pues les paga el iraní,
ya puede temblar el ano.
Pongamos detrás la mano,
que la sangre llega al río,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Los medios engañadores,
si pueden, y ya podrán,
con queso nos la darán:
en país de roedores
estos falsos redentores
se aprovechan del hastío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


¡Mucho ojo con los extremos!
Se pintan de solución
quienes gran problema son.
Y la mar de ellos tendremos
si tantos votantes memos
rinden su bobo albedrío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Como venza la coleta,
y el que avisa no es traidor,
con mucha pena y dolor
pagaremos la rabieta.
La ruina será completa;
el país hecho un baldío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Lo que tendremos que ver:
tradición y lo sagrado
atrozmente profanado
si Judas llega al poder.
Iglesias habrán de arder
por el fuego del impío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Pero qué burros podemos
llegar a ser en España
al abrazar la patraña
que endilgan seres supremos.
Y esperan que nos salvemos
con tamaño desavío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Si el círculo vil se cierra
llegamos a Venezuela,
herrumbrosa la cazuela
y echado el país por tierra.
Al que chiste se le encierra
por fascista desafío,
pues seduce el desvarío
del poderío.


Que es esto traza secreta,
y además de mal cariz,
a mí me da en la nariz:
habemus gente discreta.
Mejor hacer la maleta;
del personal no me fío,
pues seduce el desvarío
del poderío.



 
Sólo espero que, llegado el momento, cuando vengan a por mí me encuentren de esta guisa.


















16 comentarios:

  1. D. Misántropo:

    Ahora, cuando por fin se me han pasado las carcajadas covulsivas que me entraron al leer esta entrada de su caverna, me descubro ante su ingenio, me cuadro y además, aplaudo con entusiasmo.

    Su análisis de la epidemia de idiocia que padece la sociedad, es para enmarcarlo y su genial aserto de la relación de Podemos con la podadora y la acción de podar, hay que difundirlo, obligatoriamente.

    Le felicito también por su astucia al desenmascarar a las falsas musas; en cuanto a las verdaderas, no lo dude, la mejor forma de tratarlas es como ya expliqué yo una vez en aquél soneto tan gamberro.

    En cuanto a su letrilla, siguen las palmas y petición de vuelta al ruedo, por mi parte y si le dan, además, una oreja, exija que se la den ya a la plancha o de lo contrario, que le hagan donación de todo el bicho, porque se lo merece.

    Solo una cosa le censuro: que esté distendido, pipa en boca, esperando el final y que también hable de hacer la maleta. Pues muy mal las dos cosas; debe Vuecencia apercibirse con armas y bagajes, para cumplir el juramento a la bandera, enfrentando a este tropel de réprobos.

    En cuanto al incierto futuro que se nos viene encima, creo que no nos escapamos ni con alas, pues Dios nos va a castigar por los crímenes de este mundo moderno, desquiciado como nunca antes y las tortas con el rojerío parece ser que será el aperitivo. Sobre ese preocupante asunto, le dejo una décima apocalíptica; perdón, ragnarokiana (que soy teutón).


    Acordamos que acordemos
    que cuando haya que votar,
    impidamos gobernar
    a los soviets de Podemos,
    pero no seamos memos
    (que ya hay demasiados hoy);
    explicaré a dónde voy:
    aunque la cosa da miedo,
    antes en casa me quedo
    que ir a votar a Rajoy.


    Abrazo gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CUANDO LOS MAESTROS APRUEBAN Y ELOGIAN LAS COSILLAS QUE HACE UNO Y LOS MÁS REPULSIVOS MIEMBROS DE LA HEZ RABIAN, PUEDE UNO IRSE A LA CAMA A DORMIR TRANQUILO. POR ELLO TAN AMABLES PALABRAS, QUE AGRADEZCO INFINITO, DICHAS POR TODO UN MAESTRO EN LAS LIDES POÉTICAS SABEN A GLORIA BENDITA. Y HABLANDO DE SABOR A GLORIA, EL PREMIO QUE V. M., AMÉN DE ESOS APELATIVOS DE MIS AMORES, PIDE PARA ESTE HUMILDE POETRASTRO, ESTO ES, UNA BUENA OREJA DE CERDO A LA PLANCHA ME TRAE A LA MEMORIA GRATÍSIMOS RECUERDOS DE JUVENTUD (Y MARES DE SALIVA A LAS PECADORAS FAUCES). TIEMPO ATRÁS, EN MIS AÑOS MOZOS, GUSTABA YO DE FRECUENTAR POR LOS MADRILES EN COMPAÑÍA DE LO MÁS AFASCISTADA CIERTO DELICIOSO TUGURIO REGENTADO POR DOS GALLEGOS, A CUAL MÁS PINTORESCO, LLAMADO LA OREJA DE ORO. CREO QUE AÚN SIGUE, ATROZMENTE REFORMADO, EN LA CALLE VICTORIA, NOMBRE, TODO SEA DICHO, DE LO MÁS APROPIADO PARA TAL DELICIA CULINARIA. QUÉ BATALLES CAMPALES, PALILLO EN RISTRE; QUÉ LIDES Y JORNADAS GLORIOSAS, TODO REGADO CON BUEN RIBEIRO… MEJOR PASO PÁGINA, QUE ENTRE LAS ÁVIDAS BABAS Y LAS LÁGRIMAS ME ESTOY PONIENDO PERDIDO.
      MALOS TIEMPOS CORREN EN VERDAD, VOLVIENDO POR DERROTEROS CIRCULARES, EN LOS QUE ASISTIMOS AL LAMENTABLE ESPECTÁCULO QUE OFRECEN A DÚO LA PAREJA DE CIRCO FORMADA POR LA CUADRILLA DE GOLFOS DE TURNO Y LA MASA ATONTADA QUE LES SIGUE EL JUEGO. NOSOTROS, POETAS QUE SÓLO CONTAMOS CON NUESTRA MUSA, EL CÁLAMO Y LA MALA LECHE, NO PODEMOS (Y YA ME JODE LA PALABRA) MÁS QUE SEGUIR A LO NUESTRO Y REPARTIR VERSAZOS A TROCHE MOCHE. POR CIERTO, QUE SU RECETA PARA EL TRATO CON LAS MUSAS ES MANO DE SANTO, PERO LA MÍA HA DADO CLASES DE BOXEO Y SACUDE CADA MAMPORRO… ME CUESTA HORRORES DOMINARLA.
      RESPECTO A LA ESTAMPA QUE ADORNA LA ENTRADA, Y QUE MERECE VUESTRA JUSTA REPROBACIÓN, DEBO DECIR QUE OBEDECE A CIERTA MORBOSA DEBILIDAD QUE SIENTO POR EL “SARDANAPALISMO” COMO POSE ESTÉTICA. PERO LA COSA NO PASA DE AHÍ. EN LA CRUDA REALIDAD, CUANDO VENGAN A POR MÍ LOS PIOJOSOS, ESPERO TENER EN UNA MANO EL TRABUCO Y EN LA OTRA UNA DE ALBACETE PARA DAR LA BIENVENIDA A ESOS “CABALLEROS” COMO SE MERECEN.
      Y LO DE LA MALETA, ES ANTES UN CHISTE Y UN DESEO QUE UNA REALIDAD. AUNQUE SE AVECINAN CAMBIOS NOTABLES EN LA EXISTENCIA DE ESTE HUMILDE CAVERNARIO, DE MOMENTO ME QUEDO EN EL SOLAR PATRIO, POR MUY SOLAR QUE SEA. ADEMÁS, TENGO POR CIERTO QUE NO HE DE MORIR SIN PISAR UNA CHECA. YA VE, V. M.: MANÍAS DE UNO.
      PARA TERMINAR, PERMITA QUE LE FELICITE POR LA EXCEPCIONAL DÉCIMA QUE ME REGALA, LA CUAL HAGO MÍA, POR MÁS QUE MÍA NO PODRÍA SER TAN BRILLANTE POESÍA. CONTRA EL CÍRCULO, LO QUE SEA, MENOS PONER EL CULO. PERO A RAJOY LE VA A VOTAR LA GALLEGA QUE LO PARIÓ, Y NO DIGO NADA MALO DE LA BUENA MUJER, QUE BASTANTE TIENE CON UN HIJO ASÍ.
      NOS VEREMOS EN EL FRENTE, MEIN FREUND HEINRICH, PUES LLEGARÁN TIEMPOS, BIEN LO DICE V. M., EN LOS QUE JUNTO CON LA PLUMA HABREMOS DE EMPUÑAR EL CACHICUERNO. BIEN PAGAREMOS POR NUESTROS PECADOS Y POR LOS AJENOS.
      UN FUERTE ABRAZO, SUBLIME BARDO. TANTO LA COPA Y LA POESÍA COMO LA VIDA… HASTA EL FINAL…

      Eliminar
  2. ¡Ah!, por cierto que se me había olvidado; le premio con un "sublime" y un "fascista".

    Otro abrazo gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS, AMIGO TANNHÄUSER. ES VUESTRA MERCED DE LO QUE NO HAY.

      Eliminar
  3. Tengo Un Amigo Que Huyendo,
    De Este Ruido Mundanal,
    Que Por Contínuo Es Loquendo,
    Tornóse En Espeluncal.

    Un Día, Estaba Escribiendo,
    Cuando Recibió Espectral,
    Un Cortejo Algo Berrendo,
    Que Decía Ser "MUSAL"...

    Temiendo Fuera Asmodeo,
    O Algún Bromista OLIMPIAL
    Invocó A Apolo Esminteo

    Y Desmontó Aquel Fanal,
    -Que Era El CLAN DEL COLETEO,
    Con Su CÍRCULO INFERNAL.

    Atacólos CON LIMPIEZA
    QUE LIBRA DE TODO MAL
    Y TÍTERES DESCABEZA,
    MOSTRANDO A FRANCO AL FINAL.

    Es Moraleja Extraible
    Desta Visión Tan Horrible,
    Que Los Que Versos Facemos,
    A Las Musas Alabemos
    Y PATEÉMOS A P-AMEMOS,
    Y A LA CHUSMA "DESHONRRIBLE",
    Escribiendo Cual Sabemos.

    Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
    Y
    Plasplaspasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplasplas
    ¡Mira Que Te Tengo Dicho, Hermano Diógenes, Que No Hay Que Mezclar TABACO Y BEBERCIO, A La Hora De CAZAR MUSAS AL RECECHO!
    ¡¿Qué Esperabas Conseguir?!¡Si Es Que Como ERES UN PIAZO DE FASCISTA IRREDENTO Y "RIMADOR",-(Y ASÍ TE LO VUELVO A DEJAR SIGNADO, PARA QUE ESCARMIENTES)-,No Podrías Tener Mas Que Dsgustos Y MALAS VISTAS!
    ¡El J_ODEMOS, NADA MENOS Y SU CORTE CIRCULAR DE ACÓLITOS JOROPO-MAMBEROS!
    Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua
    Y ¿Qué Es Eso De NO RIMAR?¿Y ESCRIBIR A ESTILO "REBOLUZIONARIO EN SUDACA ASILVESTRADO"?
    ¡Pos Pa Que JOROBES, TE VÍ A DEJÁ UNA MUEHTRA DE COMO SE COMPONE AL EXTILO SUSODICHO!¡HALA!

    Yo Tengo Un PAJARICO
    Que En Mi Hombro Se Posa
    Y Canta A La Mañana
    Cada Día...
    Come El Fruto MADURO
    Y Canta A VENEZUELA,
    Con Coro De COLETAS
    Y DE CÓNDORES.
    ¡SANTO ES CHAVEZ
    Y YO SOY SU PROFETA!
    AMÉN, AMÉN, AMÉN
    Y VIVA EL ANGEL CASTRO,
    QUE YA NOS QUEDA MENOS
    ¡QUE J-ODER, BIEN P-ODEMOS
    ¡QUE VIVA EL PARAISO DE LOS MEMOS
    Y QUE NO HUYA NADIE DE EL!
    ¡GLORIA A MADURO, CHAVEZ Y FIDEL!
    Y Como Ya Termino Esta VERSADA
    VIVA LA REVOLUCIÓN PAGADA
    POR EL "FUEL"!

    Juajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuaaaa
    ¡A Comprar CEPOS PAJAREROS Y ZORREROS Y BUENAS POSTAS DE LOBO Y DE SAL GRUESA!¡QUE SE ACERCAN TIEMPOS MOVIDOS A RITMO SINCOPADO DE SUDACA-MORUNOS Y NO ES PLAN QUE NOS PILLEN DURMIENDO LA "MONA POÉTICA" Y DESARMADOS!
    ¡ALERTA GENERAL!¡LEÑA AL MONO, AL MORO Y AL SUDACA,-CON O SIN COLETAS-, QUE SON MÁS FALSOS QUE UNA MONEDA DE 100 €!
    Mú GÚENOS VERSOS Hermano CAVERNARIO Y La ENTRÁ "SUVLIME"
    Un Brindis Con JUMILLA Y JAMÓN DEL GÜENO
    ¡Y A LOS "POETAS POPULARES" QUE LES DE POR DONDE AMARGAN LOS PEPINOS, EL TRIDENTE DE ASMODEO!
    ¡QUE SIGA LA SANA JUERGA SIN PIEDAD PARA CUTRES Y CUENTISTAS!
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UN MILLÓN DE GRACIAS POR LOS ELOGIOS Y POR ESE ESPLENDIDO SONETO QUE LE DEDICAS, QUERIDO OLD NICK, A LA MEMORABLE BATALLA QUE SOSTUVE CON LOS FANTASMONES FARSANTES DE LA TROPA CIRCULERA. VOY A ORDENAR QUE GRABEN EN PIEDRA TAN EXCELENTES VERSOS EN MI RINCÓN DE LAS MUSAS PARA RECORDAR QUE NO HEMOS DE DESFALLECER EN LA LUCHA CONTRA EL MAL Y EN EL MÁS QUE LOABLE EMPEÑO DE LLEVARLE COMPAÑÍA AL BUENO DE ASMODEO.
      RESPECTO A ESO DE MEZCLAR LO LÍQUIDO CON LO HUMOSO, ME APLICO AQUELLO QUE DECÍA EL CLÁSICO: CONOZCO LO BUENO Y LO APRUEBO, PERO HAGO LO MALO. LA CARNE ES DÉBIL Y LUEGO PASA LO QUE PASA. SI YA LOS FASCISTAS IRREDENTOS, Y RIMADORES PARA MÁS INRI, TENEMOS PROPENSIÓN A LAS VISIONES PAVOROSAS, ES TEMERIDAD ENTREGARSE A CIERTOS HÁBITOS, PUES LOS RESULTADOS, A LA VISTA ESTÁ, SON DE LO MÁS CHOCANTES. DE TODOS MODOS, NO PUEDO ASEGURAR SI MI ENCUENTRO CON LA CATERVA COLETERA ESPECTRAL SE DEBIÓ A UNO DE MIS DELIRIOS HABITUALES O SI FUE REAL, TANTO COMO QUE NOS VAMOS DERECHOS AL ABISMO. SEA COMO FUERE, LO QUE ESTÁ MÁS ALLÁ DE DUDAS ES QUE EL ENCONTRONAZO CON ESTOS PERDIDOS ES INEVITABLE, Y SERÁN DE CARNE Y HUESO, AUNQUE VAYA CARNES Y VAYA HUESOS. MADRE, LA QUE SE AVECINA.
      PARA TERMINAR, DEBO DECIR QUE ME HE REÍDO A MIS ANCHAS CON ESOS VERSOS PROGRE-SELVÁTICO-CARIBEÑOS EN HOMENAJE A LA PANDA DE ASESINOS QUE HACE LAS DELICIAS DE NUESTRO ROJERÍO. TIENEN MUCHO FUTURO, POR DESGRACIA. LO MALO ES QUE LA COSA ESA ROJA Y MARICONA QUE DE VEZ EN CUANDO PONE SUS PATAS EN MI CAVERNA PUEDE LEERLOS Y QUEDAR TAN PRENDADO DE ELLOS QUE SE ENAMORE DE TI, AMIGO MÍO. QUE SE VAYA CON LOS POETAS REVOLUCIONARIOS, QUE ESOS SI GUSTAN DE LAS BANANAS TANTO COMO DE LAS REPÚBLICAS BANANERAS.
      DESDE LUEGO, HAY QUE ESTAR PRECAVIDO Y TENER SIEMPRE A MANO, LA QUE NO PROTEJA LA RETAGUARDIA, UNA BUENA RECORTADA, QUE YA SABEMOS LO MAL QUE LE SIENTAN LOS RECORTES A LA HORDA BERMEJA Y ADOQUINERA. Y ENTRE LAS CEJAS…
      UN FRATERNAL ABRAZO, AMIGO MÍO. LA JUERGA SIGUE. EL JUMILLA ES SUPERIOR Y EL JAMÓN, DIVINO. CON ESTA MUNICIÓN PODEMOS SEGUIR AL PIE DEL CAÑÓN PARA OPONERNOS A LOS DE ÍDEM Y A LA MUCHEDUMBRE DE BORREGOS AFINES. EL TIEMPO DE LA PIEDAD SE ACABA…

      Eliminar
    2. ¡¡RECORNUCOPIAS ASMODÉICAS, HERMANO DIÓGENES!! ¡¡RAZÓN LLEVAS EN LO DEL "MARIPOSÓN ROSADO"!!
      ¡Pero No Te Preocupes Que Si Se Presentara Por Mis CASAS, Se Iba A Quedar "PRENDADO Y PRENDIDO DE UNA BUENA SOGA DE CÁÑAMO ARTESANO" JUajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajuajua!
      ¡Que Siga La JUERGA, MIENTRAS SE PUEDA Hasta Que EMPIECE LA BATALLA FINAL Y QUE DIOS REPARTA SUERTE!
      Abrazo.
      BRINDIS INNÚMEROS POR EL HUMOR Y LA ALEGRÍA DE VIVIR
      Y
      ¡¡RIAU RIAU!!

      Pd,- Recuerdos Y Abrazo Gordo Y Prossit Para Mein Lieber Kamerad.

      Eliminar
    3. NO ME CABE DUDA, QUERIDO OLD NICK, DE QUE SI JULITA SE PONE LOCAZA CONTIGO ACABARÁ COLGADO CUAL JAMÓN -LO DE CERDO YA LO LLEVA-, Y BIEN BLANDITO DESPUÉS DE LA MERECIDA MANO DE LECHES. SE LO HUBIERA GANADO CON CRECES.
      ALZO LA COPA, AMIGO MÍO, POR LA ALEGRÍA DE VIVIR, EL HUMOR Y EL "QUE NOS QUITEN LO BAILAO". YA HABRÁ TIEMPO DE PASARLAS MORADAS DEBIDO A LOS ROJOS. COMO BIEN DICES, QUE LA BATALLA FINAL NOS PILLE CON EL HÍGADO A PUNTO Y EL REGUSTO A IBÉRICO EN LA BOCA, BIEN CALENTITO ENTRE LOS HIDEPUTAS QUE DE ALLÍ SALGAN.
      UN FRATERNAL ABRAZO. Y SIEMPRE ADELANTE...

      Eliminar
  4. mediocre, en tu linea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NO ENGAÑAS A NADIE CON ESE ANÓNIMO, PATRI. AUNQUE CAMBIE EL NOMBRE, EL PERFUME Y LAS IMBECILIDADES SON INCONFUNDIBLES.

      Eliminar
  5. os vais a tener que joder pues el comunismo y el satanismo pati es lo mismo.
    mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii no me dejes soloooooooooooooo
    no mamiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
    no puedo vivirrrrrrrrrrrr
    vivirrrrrrrrrrrr vivirrrrrrrrrrrrr
    no no no no

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡HAY QUE FASTIDIARSE! ESTÁS COMO UNA CHOTA, JULETE. Y SE VE QUE VAS A PEOR.

      Eliminar
  6. bebe mucho emborrachate y acaba con tu vida de una puta vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI ESPERAS QUE CIERRE LA PESTAÑA POR CULPA DEL ALCOHOL, VAS LISTO, CAGACHO. LO QUE SI ES CIERTO ES QUE COMO SIGAS VINIENDO POR AQUÍ CON TUS IMBECILIDADES Y TU PESTE A CALZONCILLO PERENNE A LO MEJOR ME MUERO DE RISA O DE ASCO.

      Eliminar
  7. Viendo los comentarios del espécimen fracasado, el diagnóstico, aunque doloroso, es sencillo. La inteligencia no existe, es otra leyenda urbana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría saber de vuestra merced, don Luis. Se os echaba de menos. Respecto a lo que decís sobre la inteligencia, se ve que por ahí anda los tiros. Me da que ha sido un asesinato. Descanse en paz. Los huesos de Minerva yacen en el fango.

      Eliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.