martes, 15 de abril de 2014

SONETO DE PASIÓN





Qué inmenso fue, Jesús, tu sacrificio
al morir por nosotros, pecadores,
en la cruz, y sin ser merecedores
de tan gran don, divino beneficio.


El dolor y el oprobio en tu suplicio
hemos pagado tantos con errores,
caídos en placeres seductores,
que bien debiéramos temer tu Juicio.


Mas la dulce certeza no abandona
al alma miserable, pues bien sabe
que el Padre que nos ama nos perdona.


Deseo encomendarme a tu voz suave
y al calor que tu abrazo proporciona.
En tan gran pecho todo el Mundo cabe.




















8 comentarios:

  1. Óyeme, Tú, JESÚS, GRAN GALILEO,
    Escucha Mi Oración, Que Manifiesta,
    La Furia Y Desespero Que Me Cuesta,
    El Día A Día, Del Mundo Cual Lo Veo.

    Gracias Te Doy, Porque Hagas TU DESEO
    Y Gracias Por El Pan Que Hay En Mi Cesta.
    También Por El Perdón Y La Senda Funesta,
    De La Que Me Proteges, Si El MAL, Creo...

    Gracias, Por La Salud, El Bien Y La Virtud,
    Y Porque Cada Día,- Aunque Proteste-,
    Sé Que A Mi Lado ESTÁS, Cual Fiel AMIGO.

    Por Muchas Cosas, TE Debo Gratitud,
    Por El Amor Que Acrecentó Mi Hueste
    Y Porque Al Fín Espero Estar CONTIGO.

    Venga Tu LUZ, Al MUNDO, En Que Luchamos
    Y LÍBRANOS DEL MAL, Si Te OLVIDAMOS.

    Sublimes Versos Querido Hermano EN POESÍA. Conmovedores En Verdad. Como No Podía Ser Menos, Ahí Te Dejo Pergeñados Los Míos, Como Humilde Respuesta Y Comentario.
    Que En Esta SEMANA DE MEDITACIÓN Y RECUERDO DE UN CAMINO DE VIDA Y DE ESPERANZA, Disfrutes De Un Merecido Descanso.
    Un Fraternal Abrazo.
    Un Brindis Por El GRAN GALILEO.
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS, HERMANO DE VERSOS Y SENTIMIENTOS, ORA DULCES, ORA SATÍRICOS, POR TUS AMABLES PALABRAS Y TUS MARAVILLOSOS VERSOS, CUYA OPINIÓN YA CREO QUE CONOCES.
      UN FUERTE ABRAZO PARA TI Y PARA LOS TUYOS, EN CUYA COMPAÑIA TE DESEO DISFRUTES DE ESTOS DÍAS TAN HERMOSOS.
      SECUNDO TU BRINDIS DE MIL AMORES. CON RENOVADAS FUERZAS ESPIRITUALES, HASTA EL FINAL SIN DESFALLECER...

      Eliminar
  2. Sacros versos para inmarcesible causa. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por sus palabras y por la visita, don Fernando. Que siga siempre viva y ferviente esa causa.

      Eliminar
  3. SONETO DO EL PATER NUÑO
    PRESENTA A DIOS SU CONCLUSIÓN



    No Dios censuro al hombre tu condena
    ni someto a mi enojo tu motivo,
    pues yo sé tu causa es arcano esquivo
    que en lágrimas del polvo1 va a l'arena.

    No pretendo hacer queja de mi pena2:
    no fue ni será mi paso a ti furtivo3,
    pües de tu ira, el fruto destructivo4,
    estigma es que aún las horas enajena5.

    Del llanto amargo que del lodo6 atrona
    sobre el orbe, que es umbrío imperïo,
    qué decir has toda alma reflexiona.

    Mas desprende el silencio aqueste axioma:
    que a adán falacia es todo aquel misterio
    que enmudece si duda lo cuestiona7.



    1- polvo: alegoría del hombre.
    2- pena: condena.
    3- no fue ni será mi paso a ti furtivo: que no escapan a Dios sus actos.
    4- el fruto destructivo: el fruto por el que Adán y Eva fueron expulsados del Edén.
    5- estigma es que aún las horas enajena: alegoría del pecado original por el cual se perdió la inmortalidad.
    6- lodo: metáfora del hombre por haber sido creado por Dios del barro.
    7- que a adán falacia es todo aquel misterio / que enmudece si duda lo custiona: los dos últimos versos del postrer terceto son alegoría de la falta de fe en el hombre derivada del aparente silencio e inacción de Dios ante los males del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande honor me hace el Pater Nuño, excelso poeta y santo varón, al pisar mi antro. Un pecador cual yo no lo merece, pero sean tomados los versos de este sublime soneto como enseñanza y deleite, que lo uno no quita lo otro, para este humilde servidor y para cualquiera que pise estas soledades penumbrosas. Mi antro es suyo, Pater. Quedo a sus pies y beso su mano.

      Eliminar
  4. DE JESÚS



    Él será, porque es y ha sido,
    y es un te quiero profundo;
    La Luz que iluminó al mundo;
    Voz que nunca se ha extinguido.

    Fueron Verdad y Justicia
    en un pretorio ultrajadas;
    manos con agua manchadas
    de quien fió en su malicia.

    No pudieron los maderos
    ser tumba de la Esperanza,
    sí ser perdón y alabanza,
    y de la alba Fe, escuderos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bellísimos versos al Redentor, amigo mío. Muchas gracias. Y bien los merece quien, puro amor, murió por nosotros en la cruz. No olvidemos y no desfallezcamos.

      Eliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.