sábado, 15 de marzo de 2014

MEDITACIONES EPIGRAMÁTICAS


  

       No descubro nada nuevo si afirmo que son muchas las cosas que deploro de esta España nuestra. Dejad que mi delirio de hoy se pasee por una de las más lamentables costumbres del ganado patrio. Me refiero a esa insufrible costumbre que tiene todo aquel que no sea del clan bermejo de justificarse y pedir disculpas cuando ha de hablar mal de ciertas cuestiones que parecen intocables. Como vivimos en una dictadura de la izquierda, y toda dictadura tiene como elemento fundamental el control del pensamiento y de su heraldo, el lenguaje, por estos pagos esa izquierda dicta cómo ha de hablarse y de qué se puede hablar, so pena de pagarlo caro el que tenga larga la lengua. El resultado, además de habernos conducido a una aberrante uniformidad, nos lleva al espectáculo grotesco en el que las gentes que no pertenecen a la horda roja, pero no quieren enfrentarse abiertamente a ella, siempre preludian sus críticas a estos modernos tabúes con una excusa a modo de exordio. Verbigracia: si hoy día se quiere criticar a Cataluña, es preciso decir antes que uno tiene muchos amigos en aquella tierra, la cual adora, y que, de hecho, en su intimidad lee en catalán. No es preciso que diga más, que ya imagino estarán ustedes diciendo en sus mientes lo necesario.
       Entrando ya en el pantanoso terreno que mi pluma huella, uno de los más peliagudos y peligrosos tabúes es el que se refiere a las mujeres. Todos sabemos que la izquierda ha hecho del feminismo, como del ecologismo, una de sus banderas, hasta tal punto que parece exclusivo patrimonio de los del puño en alto la defensa de la igualdad de derechos o la salvaguarda del planeta de ciertos excesos, los cuales, por cierto, critican quienes más contribuyen a ellos. Pero no nos llamemos a engaño: estas dos buenas causas, si no se las deforma, no son más que una coartada de los mandamases del rojerío para achuchar a sus mastines, a veces chihuahas, contra los que se les oponen. Ya sabemos que la izquierda convierte el pecado en virtud y el espejismo en verdad incontrovertible merced a su eficacísima propaganda y al control sobre las mentes, previamente trabajadas y sembradas con sal para convertirlas en yermos. Por ello, tras la máscara de una acción humanitaria que nos ha de llevar a un mundo mejor, sólo se esconde la verdadera faz de la traición y la perfidia. Pervierten y degeneran para su provecho, el poder, ideas nobles y justas, pues nadie con un mínimo de sesera y decencia se opone a la igualdad de derechos o quisiera ver el planeta hecho un asquito.
       A los de la logia les da un ardite lo que les pase a las mujeres y a nuestros bosques y selvas. Suelen ser ellos los más machistas (los socialistas en su día se opusieron a que las mujeres votaran, pues sospechaban que la mayoría iba a hacerlo a las derechas), así como sus regímenes favoritos son y han sido los que más han maltratado el Medio Ambiente. Y, no obstante, pasan por ser los adalides de los derechos de la mujer y los amiguitos del planeta. Nada más lejos de la realidad, pero hábilmente consiguen unir estos movimientos tan populares con sus manejos, con lo cual se las apañan para que los adversarios políticos queden de enemigos de la igualdad entre hombre y mujer, y de elementos nocivos para la Tierra. Pensad, si creéis que miento, en tanto melenudo despotricando contra las naciones liberales por lo mucho que contaminan a la par que callan cual lumis ante los desmanes de los países comunistas y similares. Y me concederéis que es habitual ver a las bacantes enfurecidas de siempre lanzarse a los ojos de cualquiera por un quítame allá esas pajas en forma de comentario baladí, y luego cerrar el pico de arpía cuando se maltrata a una mujer que no es del gremio feministil y bermejazo. Recuerdo que no ha mucho cierta morsa juntaletras, más fea que lo que escribe, ha despotricado contra una mujer que la supera en todo con unos dicterios que no hubiera firmado el más machista ibero de los de boina y feraz entrecejo. Y por ahí anda, o se arrastra, tan redicha alardeando de ser una luchadora de la revolución del bello sexo. Será que como eso no le toca, lo ha confundido con las ganas de tocar las narices de las envidiosas resentidas.
       En todo caso, las feministas, como los ecologistas, son nada más que mercenarios a sueldo de los jefes de la hueste fenicia. Lo que menos les importa es el bien de las mujeres, de las que son más estrobo que otra cosa. Están para saltar a la entrepierna, en sentido figurado, del “facha” de turno cuando el amo, siempre hombre, se lo ordene. Piensen en esa invención demencial del cupo, según la cual tiene que haber el mismo número de hombres que de mujeres en todos los cotarros, aunque con ello se pueda excluir a mujeres muy capaces. Les endilgan tal tocomocho, que no concibo nada más machista, y allá se las ve felices y radiantes como si hubieran castrado a Aznar. Todo es pura cosmética, igual que la que no usan por ser símbolo de la opresión de la mujer reducida a objeto sexual; todo es un engaño monstruoso, como suele ocurrir con lo que toca la siniestra izquierda.
       Prueba de lo que he escrito, y motivo por el que lo he hecho, es la última trapaza del Consejo Negro, hato de asesores anónimos y de despiadada inteligencia que les preparan a los muchachos del compás las trampas en las que ha de caer y romperse la crisma el cervatillo tontorrón de la derecha. ¿Se han dado cuenta de que de un tiempo a esta parte muchas mujeres vienen ocupando puestos de gran relevancia en ese estercolero que algunos llaman política? Y no lo hacen gracias a sus meritos y capacidades, como Esperanza Aguirre, a la que le han puesto muchas zancadillas, y que es a menudo diana de estas falofobas. No, amigos míos. No importa ser una mujer capaz; sólo importa ser una rosa, a ser posible con espinas. Que se lo digan a la juez Alaya, orgullo para las de su sexo, pues su valor e integridad sólo merecen la más burda reprobación de las histéricas de la hoz, la cual pueden imaginar ustedes para qué la quieren.
       En verdad, los peces gordos del Mar Rojo se limitan a encumbrar a sus pececitas por dos motivos: el primero obedece a un elemental y lamentable electoralismo, pues esperan ganarse el voto de las pollitas que juegan al socialismo en sus tiernos años poniendo a alguna pimpolla que les sirva de ejemplo y les muestre lo alto que puede llegar una “jóvena” cuando gobierna la izquierda; o el de las más maduritas que se identifican con las proletarias de Chanel, a las que quieren parecerse en eso de dejar Serrano tiritando con la conciencia tranquila.
       El segundo motivo es más importante: se eleva a los empíreos del poder a ciertas mujeres para que hagan de espantapájaros o para que los enemigos jueguen al pimpampum cuando arrecien los embates por estribor en las tormentas. Piensen ustedes en aquella doña Urraca, arruga vestida de Dolce & Gabbana que tuvimos como vicepresidenta: en verdad, tan alto puesto sólo servía para que diera ruedas de prensa y la cara, mas bien pasa, en lugar de la sabandija de su supuesto jefe, a salvo en su madriguera. Y con tanta rueda, al final la que rodó fue su cabeza. Y nunca más se supo, aunque la recompensa por ser usada cual insignificante pañuelo de papel no fue moco de pavo, nunca mejor dicho.
       Piensen, si no les basta el ejemplo, en tantas otras estrellas fugaces del gineceo púrpura, que aparecen para ser quemadas con fuegos fatuos, tras lo cual son retiradas a algún lucrativo cementerio de elefantes donde se les paga un riñón por no mover un dedo.
       Y qué me dicen de las dos lumbreras que nos han puesto en el sur tras la “espantá” de los primeros espadas. No escucho de ellas queja alguna ni reproche al amigo Valderas, quien manifestó públicamente sus dotes para la descripción cuando se refirió a cierta persona con un muy igualitario, sutil y feminista comentario: “la de las tetas gordas”. Delicioso. Si lo hubiera dicho otro…
       Imagino que se preguntarán a qué viene esto de encasquetar a una fémina, y vaya féminas, con calzador en posiciones tan jugosas, aunque en las buenas de verdad no asoman ni de casualidad. No lo sé a ciencia cierta, mas me malicio que las podridas mentes que asesoran al rojerío rampante pensarán que las críticas serán menos feroces si es mujer la destinataria, o que, en última instancia, siempre podrán recurrir cuando no haya defensa posible al machismo del que crítica como causa de tal crítica: “¿ha robado usted, Fulanita de Tal, o su antecesor?”, dirá el “facista” de turno. “A manos llenas, ¿y qué? Tiene usted algo que decir contra mí. ¿Es porque soy mujer, cavernícola casposo?”, bramará la perra de paja, dicho sin malicia. Y el otro, pobrecito, se callará y dirá aquello de “si yo soy feminista” y a templar gaitas.
       Como todavía estoy un tanto a oscuras en este aspecto, y quizá haya algunos que se me escapen, ruego al amable lector que me ilumine si su cacumen ha llegado más lejos que el mío, lo cual creo muy probable. Mientras sigo pensando en esta espinosa cuestión, me tomo la libertad de dejarles ciertos versillos en los que abundo sobre la misma. Espero que comprendan que haya sido algo críptico y le pusiera a la pluma la piel de esfinge para no revelar ciertas identidades ocultas tras las rimas. También espero, es más, doy por sentado, que la poderosa inteligencia de los asiduos a esta caverna no tenga problemas para saber de quiénes hablo. Ahí van:




Al aloque enjambre mujeril


Ved de la gente discreta
la fementida añagaza:
la mujer como coraza,
usada de marioneta.

Pues lo eterno femenino,
y lo digo con empacho,
al ibero y rojo macho
no le importa ni un comino.

Tal feminista desvelo
ha encumbrado al mujerío;
para tapar tanto lío
viene cualquier pava al pelo.

Las Amazonas en grupo
reciben los coscorrones
en lugar de los varones,
que ya tendrá premio el cupo.

La que ha sido izquierda mano
ahora va el amo y la echa,
y a Europa se va derecha
de una patada en el …

Me espanta en extremo que haya
petardas por duplicado:
desbarran en cada lado
albóndiga y papagaya.

Muy modernas, el mundillo
de las cosas digitales,
aún con Olvidos fatales,
lo conocen al dedillo.

¿A dónde Moriana ha ido?
En Gran Manzana se abruza
esta Herodes andaluza
ante el dinero podrido.

Y a la vecina en naciones
unidas lo proletario,
con su morro planetario,
le troca paja en millones.

Aprieta la juez un rato
a los que no dan el callo:
con uno que igual no hallo
se encastilla el sindicato.

Para ver si esto subsana,
y a la ya dicha encandila,
nos ponen a Boabdila
como a impostada sultana.

El trabalenguas humano,
pecadora Magdalena,
aunque larga que da pena
muy larga tiene la mano.

En el cotarro pepero
también se tiran la plancha,
que hay quien se queda muy ancha
aun siendo mujer florero.

Con tanta gallina clueca
como hay en tierra hispana,
además nos sale rana
la pánfila rosa sueca.

Como esto se pone feo,
ya escucho cómo relinchan,
termino, que éstas me linchan
y me dejan como a Orfeo.

Espero que sean pocas
las faltas que haya tenido:
de mi gusto nunca ha sido
hablar a tontas y a locas.



Salomé








8 comentarios:

  1. Excelente entrada y su contenido. Me ha gustado mucho. Sigue por esa linea. Todo es frescura e independencia.

    Cordial saludo

    ResponderEliminar
  2. MUCHÍSIMAS GRACIAS POR SUS AMABLES PALABRAS, DON JAVIER. BIENVENIDO A ESTA CAVERNA QUE AHORA ES TAMBIÉN LA SUYA. Y NO HAYA DE TEMER QUE LA LÍNEA DE FRESCURA E INDEPENDENCIA (ESO ME HA PLACIDO EN EXTREMO) VAYA A TORCERSE, QUE DE ESO HAY PARA RATO, DIOS MEDIANTE Y SI LA SALUD LO PERMITE.
    UN FUERTE ABRAZO. ESPERO VERLE MÁS AQUÍ. A SUS PIES,

    M...

    ResponderEliminar
  3. Barro Común, Costilla Aderezada,
    Clon De Un Adán Idiota Y Manzanero,
    Contrasentido Del Quiero Y No Quiero,
    Demonio O Ángel, Es Enigma Ignorada...

    Cuando Se "IGUALA", En Horda Idiotizada,
    Machaca La FAMILIA, Lo Primero,
    Con Sexo, Lesbianismo Y Matadero,
    Anti-Mujer Y Madre RENEGADA,

    La CUOTA ZAPATERA Y MISERABLE,
    Las Encumbró A Bandadas Repelentes,
    Demostrando Su "ESTILO INTELIGENTE".

    ¡Y Que Bien COLOCADAS Están TODAS,
    Las MIEMBRAS Y EXMELISTRAS CON SUS MODAS,
    SE HAN LLEVADO UN PASTÓN "INCALCULABLE".

    ¡BENDITAS LAS "MARUJAS" DENOSTADAS,
    POR ESTAS BRUJAS LOCAS "REVIRADAS"!
    ¡QUE SI "ESO" SON MUJERES, VÁN ERRADAS!

    Excelente Entrada Y Buenos Versos. Texto CLARO Y CONTUNDENTE, Come Il-Fâut Y POr Desgracia Casi Nadie Cultiva. Querido Misandro,
    Me Ha Gustado ¡A Fe Mía!,
    Que Siga La Juerga Y La Batalla, Mientras Podamos, Hermano De Lides.
    Un BRINDIS POR LA MUJER AUTÉNTICA, MADRE Y ALMA DEL HOGAR Y LA FAMILIA
    Y QUE A LAS "MIEMBRAS" ANTIFEMENINAS Y ASOCIADAS AL SAQUEO Y A LA DETRUCCIÓN DE LOS VALORES, QUE SE LAS LLEVE EN MANADA EL DIABLO ASMODEO!
    Y
    ¡¡RIAU RIAU!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "BENDITAS LAS "MARUJAS" DENOSTADAS,
      POR ESTAS BRUJAS LOCAS "REVIRADAS"!
      ¡QUE SI "ESO" SON MUJERES, VÁN ERRADAS!

      Jajajajaja, mi querido Old Nick, eres un auténtico primor... No hay oro suficiente en este mundo para pagar el valor que tienen todos y cada uno de tus versos...

      Me uno, de rodillas si es necesario, a ese brindis tuyo:

      "Un BRINDIS POR LA MUJER AUTÉNTICA, MADRE Y ALMA DEL HOGAR Y LA FAMILIA
      Y QUE A LAS "MIEMBRAS" ANTIFEMENINAS Y ASOCIADAS AL SAQUEO Y A LA DETRUCCIÓN DE LOS VALORES, QUE SE LAS LLEVE EN MANADA EL DIABLO ASMODEO!".

      Chin chin...

      Eliminar
    2. ¡Huy! ¡Disculpadme, caballero mío! En mi comentario anterior tuve la osadía de dirigirme a vos con un tratamiento diferente al que merecéis! Intentaré que no vuelva a suceder, mas esta cabeza mía... No sé, no sé...

      Eliminar
  4. GRACIAS MIL, QUERIDO OLD NICK, POR VUESTRAS PALABRAS. Y OTRO MILLÓN POR LOS SOBERBIOS Y JUSTICIEROS VERSOS. YA IBA SIENDO HORA DE QUE LA HORDA DE BACANTES ENFURECIDAS Y CEGADAS POR EL ODIO, PRINCIPALMENTE A SÍ MISMAS, RECIBIERAN UNA RACIÓN DE JARABE DE PALO. LA PENA ES QUE SEAMOS POCOS LOS QUE NOS ATREVAMOS A DARLES ESA MEDICINA.
    ME UNO CON SUMO GUSTO A VUESTRO BRINDIS POR ESE PEDAZO DE CIELO QUE ES LA MUJER, LA FETÉN Y GENUINA, Y NO ESTA COSA ABIGOTADA, DÍSCIPULA DE SAFO SIN POESÍA Y DE PELO EN PECHO QUE HOY DÍA SE ARRASTRA POR NUESTROS IBÉRICOS LODOS. POBRE ASMODEO, LA QUE SE LE VIENE ENCIMA. ÉSTAS SON CAPACES DE CAPARLO SI NO SE PLIEGA A SUS "REIVINDICACIONES"...
    UN FUERTE ABRAZO, HERMANO FÉNIX. Y ARRIBA LAS PICAS, QUE EL TERCIO MENIPEO NO SE RINDE.

    M..

    P. D.: EN CUANTO LOS POLTRONES AMANUENSES TENGAN LA MANO EN CONDICIONES, Y LOS CABALLOS SU RACIÓN CONSABIDA, OS ENVIARÉ UN MENSAJERO A TODO GALOPE CON NUEVAS MÍAS.

    ResponderEliminar
  5. Mi querido Diógenes:
    Me veo obligada a catalogar tu delirio con un auténtico "Cornelia". ¡Cuánta razón tienes, querido amigo! Y te lo dice una mujer, eso sí, mujer que de feminista no tiene ni una letra, lo cual -y para las de esa fauna grotesca- me convierte en una mujer machista. ¡Ahí es nada! Mas lo prefiero a que me tilden de "miembra feminista".
    ¡Cuánto daño están haciendo éstas "buenas para nada" a la mujer tradicional! Ni qué decir a la FAMILIA y a los hombres en general. El peor enemigo del hombre es, sin duda, el feminismo.¡Queremos ser como los hombres! -gritan ellas-. Se desgañitan con eso de "Igual-da". Pues mire usted: yo, ni quiero ser como los hombres ni quiero ser igual a ellos. Si nací mujer es para serlo... Si nací mujer es, precisamente, para diferenciarme del hombre... Si nací mujer no es para prostituir esa misma condición de mujer en detrimento de la condición del hombre... Ahora va a resultar que estas feministas son más inteligentes que la propia Naturaleza. ¡Acabáramos!
    Como me decía ayer un buen amigo: no hay mayor desigualdad que la igualdad...
    En el trabajo quieren ser iguales a los hombres. ¡De acuerdo! Pero que sea por méritos propios, tanto para unos como para otras. Mas lo que no pueden hacer es aprovecharse de su condición de mujer para obtener lo mismo que un hombre. ¿Acaso ese aprovechamiento descarado e injustificado que hacen de su condición no es sino una forma burda de prostitución? A esta chusma, eso del victimismo le va como anillo al dedo. Y de él viven. Estoy harta de la "paridad feminista". Paridad si se gana y se merece, no si se impone “per se”. Estoy cansada de este feminismo aleatorio y/o selectivo: cuando les conviene sacan toda la artillería enarbolando la bandera feminista, y cuando no, ¿tú las has visto?; yo, tampoco...Y lo peor de todo es que ni siquiera son feministas convencidas... Lo que son es una panda de mujeres amargadas, insatisfechas, acomplejadas y neuróticas, que se escudan en el machismo para solapar sus propias miserias y sus fracasos como mujeres.
    En todos los ámbitos han de meter sus asquerosas zarpas éstas desharrapadas arribistas. Que si el lenguaje es machista... Que si la violencia de género es machista... Por cierto, de ambas habría mucho que decir, pero como por aquí los caracteres también son limitados (aunque no como en Twitter, a Dios gracias), sólo añadir en cuanto a la segunda, que no hay ley más discriminatoria y feminista que la LIVG. ¡Pobres hombres! Ante semejante ley están completamente desamparados, olvidados, desprotegidos... Para esa ley no existe el hombre maltratado... Para esa ley tampoco existe el principio jurídico penal de la presunción de inocencia, de tal manera que todo hombre es culpable hasta que se demuestre su inocencia. ¡Cuánto daño está haciendo esa ley! Y no sólo a los hombres, aunque a éstos, a los que más, sino también a las mujeres maltratadas de verdad, dada la cada vez más numerosa proliferación de denuncias falsas al respecto.
    En fin, que esto del feminismo se manifestó como un cáncer, el cual que no se atajó en su día, y a día de hoy, tal parece que ya tiene hasta metástasis, con lo cual, pinta mal. Cada vez, peor.
    Y ahora que esa chusma feminista me tilde nuevamente de machista. ¡Pues sí! Y a mucha honra...

    ResponderEliminar
  6. RECIBE MI MÁS FERVOROSO APLAUSO POR TU EXCEPCIONAL SENTIDO COMÚN Y TU INUSITADO VALOR. LO DE MIRLO BLANCO TAMBIÉN EMPIEZA A QUEDÁRSETE CORTO: TENDREMOS QUE AMPLIAR LAS ACEPCIONES DE CORNELIA.
    NO SÓLO ESCRIBES MUY BIEN SINO QUE, ADEMÁS, TUS PALABRAS SON DE UNA APASIONADA Y APASIONANTE CERTEZA. LAS HAGO MÍAS. Y SI TE LLAMAN MACHISTA Y A MÍ FASCISTA, PUES SACAREMOS LOS VIOLINES Y ACOMPAÑAREMOS ESOS CANTOS DE SIRENA QUE NOS REGALAN EL OIDO.
    TÚ, QUE ESTÁS EN LAS ÁNTIPODAS DEL FEMINISMO, HACES MÁS POR EL BUEN NOMBRE DE LA MUJER QUE ELLAS. LA MAMARRACHADA DE LA IGUALDAD NO ES MÁS QUE OTRO LUGAR COMÚN CON EL QUE LA HORDA FENICIA LANZA SUS GOLPES DE HOZ CONTRA TODO AQUEL QUE SE LES OPONE EN SU CAMINO A LA TIRANÍA. ¿TÚ, QUERIDA CORNELIA, IGUAL QUE LOS HOMBRES? TÚ ERES SUPERIOR A LA MAYORÍA DE LOS MISMOS, EL QUE ESCRIBE INCLUIDO. ¿Y ELLO HA DE MORTIFICARNOS? A MÍ ME HECHIZA. LAS ALMAS NO TIENEN SEXO. Y ES LA ESENCIA ÚLTIMA DE CADA SER LO QUE CUENTA. PERO ENDÍLGUELE USTED ESTAS HONDURAS A UNA ARPÍA DE ÉSAS... COMO POCO TE DA UN TETAZO, CON PERDÓN, O TE REBANA LA...., PUES ESO...
    MEJOR SERÁ DEJARLO, QUE MIS LETRAS COMIENZAN A ARRASTRARSE POR DERROTEROS MUY BAJOS Y AVERGÜENZAN A LAS TUYAS, QUE VUELAN MUY ALTO.
    COMO SIEMPRE, DULCE CORNELIA, HA SIDO TU VISITA UN ENORME PLACER. UN HONOR.
    UN FUERTE ABRAZO, AMIGA MÍA. Y, AHORA QUE NADIE NOS VE, UN BESO... SÍ, LO SÉ, QUÉ ASCO. DONDE VA A PARAR UNO DE LOS MÍOS COMPARADO CON UNO DE LO TUYOS. ME RÍO DE LA IGUALDAD...

    P. D.: Y HABLANDO DE CATEGORÍAS... HE DEJADO UNA SORPRESITA EN LA ISLA...

    ResponderEliminar

Opinen en buena hora, amigos, opinen, que me huelgo de leerles.